martes, mayo 21, 2024
InicioInternacionalActivistas anti-Israel en disturbios universitarios habrían sido entrenados en Cuba

Activistas anti-Israel en disturbios universitarios habrían sido entrenados en Cuba

Algunas de las protestas contra Israel que se están llevando a cabo en los campus universitarios de Estados Unidos, incluidas las recientes manifestaciones en la Universidad de Columbia, han sido apoyadas por organizaciones que viajaron a la Cuba comunista para recibir entrenamiento en resistencia, según ha descubierto una investigación de ADN.

Los resultados de la investigación de ADN coinciden con lo expuesto en un reciente informe dominical publicado por el New York Post, el cual reveló que una organización radical con sede en la ciudad de Nueva York, conocida como The People’s Forum, familiarizó a los activistas anti-Israel con las técnicas de protesta de Black Lives Matter justo horas antes de que irrumpieran en Hamilton Hall, en la Universidad de Columbia, y que el grupo fue incitado por Manolo De Los Santos, un activista radical con profundas conexiones con la Cuba comunista.

De Los Santos, quien durante mucho tiempo ha sido objeto de investigaciones por parte de ADN, tiene una larga y legendaria historia de trabajar con algunos de los principales líderes del partido comunista de Cuba, incluido su presidente, Miguel Díaz-Canel.

El pasado fin de semana, el exseminarista convertido en activista radical de izquierda instó a los manifestantes estudiantiles pro palestinos de Columbia a «darle un verano caliente a Joe Biden» y criticó a la «administración sionista» de Columbia por querer «parecerse a sus amos en Israel». Por el contrario, elogió a los manifestantes por «decidir que la resistencia es más importante que las negociaciones» e incitó a los manifestantes a «hacer que el funcionamiento habitual en este país sea insostenible».

Horas después de que fuera convocada la reunión del lunes, decenas de manifestantes irrumpieron ilegalmente en el edificio Hamilton Hall de la Universidad de Columbia y tomaron el control del edificio universitario en un enfrentamiento con funcionarios de educación, hechos que se perciben como resultado de décadas de promoción cubana del sentimiento antiisraelí dentro de las organizaciones radicales de izquierda con sede en Estados Unidos.

Con esta acción, De Los Santos fue acreditado por recrear «el verano de 2020», una referencia a la violencia de Black Lives Matter que sacudió a varias ciudades del norte de Estados Unidos después de la muerte de George Floyd, un residente de Minneapolis.

El Foro del Pueblo: simpatías hacia China Comunista, Cuba y Hamás
El Foro del Pueblo es conocido por su manifiesta simpatía por los partidos comunistas chino y cubano. El grupo se describe a sí mismo como «un incubador de movimientos para la clase trabajadora y las comunidades marginadas» y ha sido un pilar de las protestas anti-Israel desde el ataque de Hamás al estado judío ocurrido el 7 de octubre de 2023.

Un día después del ataque de Hamás al sur de Israel, el TPF organizó una protesta en Times Square donde los asistentes celebraron a la organización terrorista y agitaron carteles con lemas e imágenes antisemitas.

Según una investigación de New Lines realizada por el periodista e investigador de influencia extranjera Alexander Reid Ross, las operaciones del TPF son posibles, en gran parte, gracias a una donación de 12 millones de dólares que hizo el magnate tecnológico pro-chino Neville Roy Singham a través de la Fundación de Apoyo del Pueblo (PSF).

New Lines también informó que Singham tiene una relación con la co-fundadora de Code Pink, Jodie Evans, quien también forma parte del consejo de PSF que ocupó la embajada venezolana en D.C. para protestar contra el líder de la oposición Juan Guaidó y que organiza iniciativas pro-régimen cubano en los Estados Unidos.

Manolo De Los Santos: un líder del TPF que estuvo «con base en Cuba durante muchos años»
El codirector ejecutivo del grupo, Manolo De Los Santos, es un investigador de larga data en el Tricontinental Marxista: Instituto de Investigación Social que estuvo «con base en Cuba durante muchos años», donde «trabajó en la construcción de redes internacionales de movimientos y organizaciones populares», según la biografía que se expone en el grupo anti-Israel Black Alliance for Peace.

De Los Santos visitó Cuba por primera vez en el año 2006, en esa ocasión aprovechando un viaje de la organización Pastores por la Paz, de la Red Nacional sobre Cuba (NNOC) en los Estados Unidos, una coalición de grupos estadounidenses que apoyan al régimen cubano. Pero es a partir de 2016 cuando se documentan sus visitas a la isla con delegaciones de activistas estadounidenses recibidos por el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), cuyo director actual fue procesado y condenado por espionaje por los Estados Unidos como parte de la infame red WASP en la década de 1990.

El exoficial de inteligencia cubano (DGI) Juan Reyes-Alonso ha dicho que se cree que alrededor del 90 por ciento del personal del ICAP está afiliado al DGI, según una columna de 2009 publicada en el Washington Times por el oficial de la DIA Chris Simmons.

De Los Santos nació en Santo Domingo, República Dominicana, pero cuando tenía cinco años su familia se mudó al Sur del Bronx, en Nueva York.

Más tarde estudió en Cuba en el Seminario Evangélico de Matanzas, enfocado en el área de la teología de la liberación impulsada por el marxismo en la isla, una ideología que el exoficial de inteligencia rumano Ion Mihai Pacepa dice que fue creada por la KGB «para reclutar líderes latinos» en las operaciones de espionaje de la Unión Soviética.

Inspirando revoluciones marxistas y disturbios raciales en los EE. UU.
Mientras estaba en Cuba, De Los Santos también representó a la Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria (IFCO), de izquierda radical, con sede en Estados Unidos.

«Fundada en 1967 por el Reverendo Lucius Walker, Jr. y varios líderes y activistas progresistas de la iglesia, la Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria (IFCO) es una agencia ecuménica cuya misión es ‘ayudar a promover las luchas de las personas oprimidas por la justicia y la autodeterminación’ a través de su ‘apoyo a la organización comunitaria'».

En 1968 la IFCO ayudó a establecer Operation Connection, que enviaba equipos de activistas a ciudades estadounidenses que habían sido golpeadas por disturbios raciales «para abrir el diálogo y trabajar en alternativas a la confrontación violenta».

La IFCO ha servido como patrocinador fiscal de numerosas organizaciones activistas, incluida la Coalición Free Mumia Abu-Jamal, un grupo que abogó por la liberación del Pantera Negra Mumia Abu-Jamal, el activista condenado por el asesinato, en 1981, del policía de Filadelfia Daniel Faulkner.

En 2018, después de vivir en Cuba, De los Santos asumió el cargo de director fundador del People’s Forum, con sede en la ciudad de Nueva York, un grupo que se identifica por «servir como incubadora de movimientos para las comunidades trabajadoras para fomentar la unidad a través de líneas históricas de división tanto en el ámbito nacional como internacional».

El activista ha estado viajando a Cuba desde, al menos, 2009 y ha sido destacado en la prensa del régimen cubano durante casi una década. Los informes indican que, de regreso en los EE. UU., organizó mítines para apoyar al régimen cubano y que es un ferviente admirador de Fidel Castro.

«Fidel para nosotros es un gran ejemplo», dijo en 2016. «Ojalá todos los líderes fueran como él y muchos de ellos tuvieran la dignidad y la integridad del Comandante».

De los Santos también ha expresado admiración por el exdictador venezolano Hugo Chávez, recordando múltiples veces el momento en que el difunto líder regresó al poder después de un intento de golpe de estado en su contra en 2002.

«Siempre es bueno recordar cómo el pueblo venezolano derrotó un golpe respaldado por Estados Unidos y devolvió a Chávez al poder en menos de 3 días», escribió De Los Santos en las redes sociales en abril.

En julio de 2022, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, recibió a De los Santos y al director ejecutivo del Instituto Tricontinental de Investigación Social, Vijay Prashad, con el objetivo de «elaborar un nuevo consenso, basado en la teoría y de acuerdo con las diferentes experiencias de movimientos sociales y países, sobre el camino del socialismo».

En mayo de 2023, más de 300 activistas de Estados Unidos, que viajaron con el Foro del Pueblo a la isla, se reunieron con el presidente designado por Cuba, Miguel Díaz-Canel, según informó la prensa estatal cubana (Granma). Las banderas palestinas eran visibles en las imágenes de la reunión.

«Nuestro compromiso al regresar», dijo De los Santos durante una entrevista, «no solo será elevar nuestra voz, sino también organizar un proyecto político diferente en los Estados Unidos, y siempre estaremos al lado de Cuba».

Un mes antes, en abril de 2023, otra coalición de150 activistas estadounidenses habían viajado a la isla para “intercambiar” con “activistas de base” en Cuba.

La delegación, que permaneció en Cuba por 10 días, fue organizada por la Asamblea Internacional de los Pueblos (IPA) e incluía a líderes de organizaciones como Black Men Build, Black Lives Matter Grassroots, el Movimiento Juvenil Palestino, el Partido por el Socialismo y la Liberación, el Foro del Pueblo, entre otros.

Esa reunión ocurrió meses después de que el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Hossein Amirabdollahian, visitara a Cuba y se reuniera con el presidente Miguel Díaz-Canel el 5 de febrero. Según un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Islámica, discutieron «temas de interés mutuo y temas internacionales». Luego, el 25 de febrero, una delegación de Hamás visitó públicamente al embajador de Cuba en Líbano.

Hamás informó que su delegación estaba compuesta por el representante de Hamás en Líbano, Ahmad Abdul Hadi, y el jefe de la Oficina de Relaciones Políticas y Mediáticas de Hamás, Abdul Majeed Al-Awad.

Entre los grupos estadounidenses identificados públicamente por apoyar las protestas, aquellos que han incluido a «jóvenes líderes» en delegaciones a Cuba para aprender sobre movimientos revolucionarios, se incluye al Movimiento Juvenil Palestino («PYM») y al Partido por el Socialismo y la Liberación.

Durante décadas, el régimen cubano ha estado entrenando a grupos radicales en los Estados Unidos bajo el título de ‘movimientos de solidaridad’, como fue el caso de Weather Underground, una organización militante anti-guerra a finales de la década de 1960.

En febrero de 2023, De Los Santos habló en La Habana durante uno de los intervalos de las sesiones del Primer Encuentro Internacional de Publicaciones Teóricas de Partidos y Movimientos de Izquierda que tuvo lugar en Cuba en la Casa de las Américas.

La conexión pro-Cuba palestina
Este año Cuba celebró una segunda reunión teórica. Entre los panelistas en la reunión estaba Watam Jamil Alabed, a quien Granma identifica como un «joven médico palestino», pero quien estudió en Cuba y es el representante en la isla del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), catalogada como una organización terrorista por la Comunidad Europea, los Estados Unidos e Israel.

La organización NGO Monitor ha documentado el papel del FPLP en los ataques del 7 de octubre.

Según el Centro para una Cuba Libre, «La Habana bajo el régimen de Castro, ha entrenado y proporcionado apoyo logístico a guerrilleros y terroristas palestinos desde principios de la década de 1960, y continúa haciéndolo hasta el día de hoy».

Este lunes, De Los Santos estaba utilizando sus redes sociales para promover una manifestación en La Habana en apoyo a Palestina, donde estaba presente el representante del FPLP, Watam Jamil Alabed. El FPLP es responsable de una serie de ataques contra civiles israelíes y está estrechamente aliado tanto con Hamás como con Hezbollah. Estudiantes del campamento de la NYU enviaron videos a La Habana expresando su agradecimiento a Cuba por su apoyo.

Durante la protesta pro-Palestina en La Habana, Jamil Alabed dijo: «Los estudiantes están en la vanguardia y creen en la victoria de nuestra causa, porque saben que luchar por Palestina es luchar por el mundo».

A Alabet le siguió Shaquille Fontenot, copresidenta de la Red Nacional sobre Cuba (NNOC) en los Estados Unidos, quien exigió en su discurso que el presidente Biden «deje de gastar dinero en guerras y lo utilice en la salud y la construcción desesperadamente necesaria de viviendas asequibles para nuestra gente».

The NNOC, is an umbrella of more than 72 Cuban regime solidarity groups in the U.S that Mr. De Santos has been linked in the past to anti-Israel protests.

La activista estadounidense Calla Walsh, copresidenta de la NNOC, fue arrestada el año pasado por atacar las oficinas de una empresa israelí en New Hampshire. La exactriz de Disney y sus asociados fueron acusados en febrero por el Departamento de Justicia de New Hampshire por rociar pintura en el edificio, romper ventanas y activar dispositivos incendiarios.

Según el FBI, el aparato de inteligencia de Cuba jugó un papel significativo en el establecimiento de las Brigadas Venceremos. La agencia federal de aplicación de la ley ha dicho que el objetivo de la Brigada «es el reclutamiento de individuos que están orientados políticamente y que algún día podrían obtener un puesto, electo o de nombramiento, en algún lugar del gobierno de los Estados Unidos, lo que proporcionaría al gobierno cubano acceso a inteligencia política, económica y militar».

Antes, la Sra. Walsh promovió el infame «Proyecto de Mapeo» en las redes sociales, que enumera los nombres y direcciones de casi 500 instituciones en Massachusetts, muchas de ellas vinculadas a la comunidad judía o a Israel. Además, ha compartido en línea que «no hay una ‘solución pacífica’ bajo la ocupación militar» para los palestinos.

Otros activistas con sede en Estados Unidos conectados con grupos anti-Israel en Estados Unidos también han estado viajando a Cuba para «intercambios» y «talleres».

Promoviendo el antisemitismo pro-palestino dentro de la comunidad negra radical
Onyesonwu Chatoyer, quien forma parte del Comité Coordinador Nacional de la Brigada Venceremos y del Partido Revolucionario de Todos los Pueblos Africanos (A-APRP) en los Estados Unidos, dijo: «Nunca ha habido un momento en el que cuestionáramos la necesidad de una lucha para aplastar el sionismo», refiriéndose al A-APRP y a otros «movimientos revolucionarios negros».

Sobre sus viajes a Cuba, Chatoyer afirmó: «Participar en la Brigada durante solo dos semanas me proporcionó varios años de crecimiento político. Es una oportunidad notable para el desarrollo del liderazgo, la educación política y la construcción de madurez política”.

Asimismo, sentenció: “Lograr que tantos organizadores de Estados Unidos como sea posible participen en delegaciones de solidaridad basadas en el trabajo en Cuba, produciría un salto cualitativo en la organización de movimientos por la justicia en los Estados Unidos y en el movimiento global para poner fin al bloqueo de Estados Unidos y a los ataques estadounidenses contra la revolución cubana».

Desde 2024, el A-APRP ha estado formando círculos de estudio laborales en todo el estado de Florida, «reclutando organizadores con los que hemos estado trabajando en coalición para participar en el próximo contingente de la Brigada Venceremos, y organizando seminarios, webinarios, talleres y cualquier tipo de espacio educativo».

Onyesonwu también es miembro de la Alianza Negra por la Paz, un grupo que ha estado organizando reuniones anti-Israel en todo el campus, el cual afirma haber liderado una «Coalición Internacional» condenando a Israel.

Onyesonwu is also a member of the Black Alliance for Peace, a group that has been organizing anti-Israel meetings across campus and claims to have led an “ International Coalition ” condemning Israel.

El 11 de octubre, la Alianza Negra por la Paz, un grupo que se autoreconoce como defensor de los derechos humanos y que está dirigido por el excandidato a vicepresidente del Partido Verde, Ajamu Baraka, emitió un comunicado condenando «el asalto asesino a la Palestina ocupada» cometido por «el estado colonial, apartheid y de colonos sionistas ilegales» y declarando «que un pueblo colonizado tiene derecho a resistir la ocupación y luchar por la autodeterminación por cualquier medio necesario», según la ADL.

Onyesonwu Chatoyer, editora de la publicación marxista «Un Comunista del Barrio», formó parte de una delegación que asistió al Segundo Encuentro Internacional de Publicaciones Teóricas de Partidos y Movimientos de Izquierda en La Habana, Cuba, junto con la coeditora, Erica Caines.

En esa reunión en Cuba también estuvo presente Watan Jamil Alabed, representante del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP). El FPLP ha participado, igualmente, en algunos de los «seminarios» que se han desarrollado con estudiantes de la Universidad de Columbia.

En abril, Khaled Barakat, miembro senior del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), habló con miembros del Grupo de Desinversión del Apartheid de la Universidad de Columbia en un seminario de 2 horas llamado «Resistencia 101», según el New York Post.

Además, Barakat ha participado en foros con el ICAP en los que se ha analizado que «Palestina, Cuba y Venezuela están en la primera línea de las luchas antiimperialistas».

Cuba y los Socialistas Democráticos de América
Cuba tiene uno de los servicios de inteligencia más sofisticados a nivel mundial y regularmente lleva a cabo campañas de influencia en los Estados Unidos. Uno de esos grupos que han promovido protestas en los EE. UU. con estrechos lazos cubanos es la Demócratas Socialistas de América (DSA), que ha estado presentando candidatos en elecciones locales para destituir a demócratas moderados y convencionales.

Los vínculos de la DSA con La Habana son tan estrechos que su capítulo de Nueva York incluso organizó un partido de fútbol en mayo de 2023 con la Misión Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas.

La Misión Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas ha sido durante mucho tiempo un centro para que la inteligencia cubana reclute agentes de influencia y activos futuros. Aun así, mientras que la Oficina de Campo del FBI de Nueva York tiene 12 escuadrones de contrainteligencia dedicados a Rusia, solo tiene uno para Cuba, según un informe reciente publicado por el Wall Street Journal.

En septiembre de 2019 dos miembros de la Misión de Cuba en Nueva York fueron expulsados de los Estados Unidos por llevar a cabo campañas de influencia, según el Departamento de Estado.

«El Departamento de Estado notificó al Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba que Estados Unidos requiere la salida inmediata de dos miembros de la Misión Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas por abusar de sus privilegios de residencia», escribió el Departamento de Estado en un comunicado.

Unos meses antes, un representante no identificado de la Misión Cubana en Nueva York estuvo en un evento convocado por el Foro del Pueblo en una mesa redonda apoyada por varios grupos anti-Israel, como el Comité Internacional del Gremio Nacional de Abogados, que brinda apoyo legal a los movimientos de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS).

Otros grupos que organizan mítines son capítulos de la Red de Acción por la Paz, como la Red de Acción por la Paz de Massachusetts (MAPA, por su siglas en inglés), que también ha llevado a activistas a Cuba en «viajes de solidaridad».

Entre los grupos estadounidenses que apoyan las protestas, aquellos que han incluido a «jóvenes líderes» en delegaciones a Cuba para aprender sobre movimientos revolucionarios, se incluyen el Movimiento Juvenil Palestino (PYM) y al Partido por el Socialismo y la Liberación.

Fuente: Diario Las Américas

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

585FansMe gusta
1,230SeguidoresSeguir
79SeguidoresSeguir

NOTICIAS POPULARES