domingo, junio 16, 2024
InicioSin categoríaAnarquía no es caos ni es difícil de encontrar

Anarquía no es caos ni es difícil de encontrar

Instituto Mises,

En el habla mundana y quizás en cualquier diccionario, anarquía es sinónimo de caos y desorden. Puede que esto no sea una sorpresa, ya que los anarquistas de izquierda han trabajado duro para destruir la reputación de la anarquía.

Como antiguo estatista, solía compartir esta visión de la anarquía —una distopía caótica— pero, como he aprendido con los años, la anarquía es lo contrario de eso. Sin embargo, esto sólo puede comprenderse analizándolo con lógica.

Definición de anarquía
La palabra anarquía proviene del griego antiguo y significa «sin gobernante ni autoridad». Para definir la anarquía es crucial definir el papel de un gobernante. Los anarquistas de izquierda se oponen a las jerarquías naturales, la propiedad privada y el gobierno. Según su lógica, un gobernante es alguien que posee propiedad privada, ocupa un cargo directivo o es funcionario del gobierno.

Por otro lado, alguien que obliga a otro a compartir sus medios de producción no sería considerado un gobernante. Por lo tanto, esta visión de la anarquía es incoherente y contradictoria. Dicho esto, debemos examinar una filosofía política más coherente: el anarcocapitalismo, una filosofía política anarquista de derecha.

Estos anarquistas de derecha definen a un gobernante a la manera libertaria —como alguien que utiliza la violencia o la amenaza de ella para controlar a los demás. Esto se deduce del axioma libertario de la autoposesión como derecho natural. Por razones lógicas, este derecho debe ampliarse para incluir la propiedad.

Ahora que tenemos una visión lógica y coherente de un gobernante, podemos definir la anarquía. Es una relación social entre personas basada en la ausencia de coerción mediante la violencia o la amenaza de ella. En sentido estricto, la anarquía es la cooperación social voluntaria entre individuos que se poseen a sí mismos y sus pertenencias privadas.

Encontrar la anarquía
El estatista típico casi siempre pedirá a un anarquista que señale una época y un lugar concretos en los que la anarquía haya funcionado. A esto, el típico anarquista (de derecha) señalará a menudo la Mancomunidad islandesa o Cospaia. Aunque estos son grandes ejemplos de sociedades más grandes que funcionan bien, hay muchos otros ejemplos que te mostraré.

La anarquía, que es una relación interpersonal entre individuos sin violencia ni amenaza de ella, puede encontrarse en todas partes. Al observarla en una microperspectiva, descubrimos que las relaciones anárquicas son más comunes que las no anárquicas.

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

585FansMe gusta
1,230SeguidoresSeguir
79SeguidoresSeguir

NOTICIAS POPULARES