jueves, mayo 23, 2024
InicioEconomíaArgentina registra inflación de un dígito en abril, la economía muestra mejoría

Argentina registra inflación de un dígito en abril, la economía muestra mejoría

BUENOS AIRES.- La inflación en Argentina registró en abril el cuarto mes consecutivo de desaceleración al situarse en 8.8% mensual, primera tasa de un dígito en un semestre, una cifra celebrada como «una goleada» por el presidente Javier Milei, aunque economistas alertan que responde a la caída del consumo.

La variación del índice de precios al consumidor (IPC) acumuló un alza de 65% en lo que va del año, tras la erupción inflacionaria de 25.5% de diciembre, y se colocó en un 289.4% interanual, informó esta semana el Instituto Nacional de Estadísticas (Indec).

El sector de mayor aumento en el mes fue vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (35.6%). Le siguieron comunicación (14.2%), por los aumentos en servicios de telefonía e internet, y prendas de vestir y calzado (9.6%), por el cambio de temporada.

Las dos divisiones que registraron las menores crecidas fueron alimentos y bebidas (6%), bienes y servicios (5.7%) y bebidas alcohólicas y tabaco (5.5%).

«A la inflación la estamos goleando», festejó Milei, poco antes de que se diera a conocer el primer registro de un dígito mensual desde octubre del año pasado, cuando la inflación se situó en 8.3%.

La cifra de abril se ubicó por debajo del 11% de marzo, el 13.2% de febrero y el 20.6% de enero, con lo que el gobierno de Milei confirmó la tendencia a la desaceleración de precios que prometió transitar durante 2024. Milei impulsa una ambiciosa desregulación de la economía con el fin de alcanzar el «déficit cero» para finales de este año.

Argentina vive una fuerte recesión económica y un ajuste fiscal que permitió en el primer trimestre del año registrar un superávit, lo que no ocurría desde 2008.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) felicitó al gobierno de Milei por sobrecumplir sus metas y anunció un acuerdo para el desembolso de casi 800 millones de dólares.

El organismo multilateral destacó el «primer superávit fiscal trimestral en 16 años, la rápida caída de la inflación, el cambio de tendencia de las reservas internacionales y una fuerte reducción del riesgo soberano».

Poco después de haber asumido la presidencia Milei puso en marcha un plan de fuerte recorte del gasto que incluyó miles de despidos en la administración pública y la suspensión de las obras de infraestructura. A su vez redujo los subsidios al transporte público y el sector energético, lo que se tradujo en aumentos en los boletos de trenes y autobuses y en las tarifas de la electricidad, el gas y el agua.

Por su parte, el Ministerio de Economía atribuyó la progresiva desaceleración de los precios al programa ortodoxo de estabilización económica, cuyos pilares son el equilibrio fiscal, el saneamiento del balance del Banco Central y la implementación de medidas de desregulación y reducción de costos para el sector privado.

Agregó que, en menos de cinco meses, el país logró transitar de una economía «con expectativas desancladas y alto riesgo de hiperinflación a una que ha generado las condiciones para la reaparición del crédito hipotecario de largo plazo”.

Caída del consumo
La baja de precios que los comerciantes implementaron en ciertos sectores tiene lugar en momentos en que los argentinos consumen lo mínimo indispensable.

En abril, las ventas minoristas de pequeñas y medianas empresas cayeron 7.3% mientras acumularon una caída de 18.4% en el primer cuatrimestre del año. En comparación con marzo repuntaron un 1.6%, de acuerdo con la Confederación Argentina de la Mediana Empresa.

Abundan los signos de desaceleración. Entre enero y marzo el consumo de carne vacuna -antaño un alimento sagrado en Argentina- fue 17.6% menor al de igual trimestre del 2023 al calor del aumento de su valor.

El economista Camilo Tiscornia atribuyó el derrumbe del poder adquisitivo de la población a que Argentina no crece desde hace más de una década.

“Su PBI (Producto Bruto Interno) es más o menos el mismo hace 11 años. En esas condiciones es muy difícil que el poder adquisitivo de la gente pueda mejorar sostenidamente y te diría en los últimos cinco o seis años viene cayendo”, explicó Tiscornia, de la firma CT Asesores Económicos.

El analista señaló que los controles de precios y las políticas de subsidios implementadas por el gobierno anterior de Alberto Fernández (2019-2023) para preservar un cierto nivel de compra de la población eran “distorsiones” insostenibles y que el gobierno de Milei decidió sincerar los precios en busca de una mayor eficiencia económica.

“Pero tu poder adquisitivo, por más que esté bajando la inflación, está muy castigado. Porque te están sincerando cosas que se habían barrido bajo la alfombra durante varios años y además tenés los efectos de la recesión económica… la gente está muy golpeada”, señaló el economista.

El poder adquisitivo del salario promedio cayó un 20% en febrero respecto del mismo mes de 2023, que es el último dato disponible, indicó Tiscornia. En tanto, la caída en los tres primeros meses del gobierno de Milei fue de 16%.

Según analistas, los argentinos podrán mejorar su poder adquisitivo cuando la economía se reactive.

Junto con la de Haití, la economía argentina fue una de las más golpeadas en la región en 2023, con una contracción de 2.5% de su PBI. Alrededor de 41% de los más de 46 millones de habitantes del país sudamericano están en situación de pobreza y organismos internacionales prevén que la economía caerá más de 3% este año.

Fuente: Diario Las Américas

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

585FansMe gusta
1,230SeguidoresSeguir
79SeguidoresSeguir

NOTICIAS POPULARES