sábado, abril 20, 2024
InicioInternacionalBiden decide prohibir las importaciones de petróleo ruso

Biden decide prohibir las importaciones de petróleo ruso

El presidente Joe Biden decidió prohibir las importaciones de petróleo ruso, endureciendo el costo económico a Rusia por la invasión de Ucrania.
Ahora las críticas se centran en otro aspecto relevante: negociaciones de la administración Biden para supuestamente suplir con petróleo de Venezuela las importaciones del crudo ruso, dando un giro de 180 grados a la política de mano dura que implementó el expresidente Donald Trump contra los regímenes dictatoriales de Cuba, Venezuela y Nicaragua.
La industria petrolera en Venezuela, desmantelada primero por el régimen de Hugo Chávez y ahora por Nicolás Maduro, es incapaz casi de responder al consumo nacional venezolano y algún que otro compromiso internacional que le queda.
La producción de petróleo se ha desplomado de más de tres millones de barriles por día a un promedio de 600.000, según la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP y OPEP+). Con el respaldo de Irán y Rusia, en el 2022 aumentó sus registros.
Su sostén es Rusia, que se ha convertido en el comerciante del petróleo venezolano. Es quien lo transporta, lo mercadea, y cobra la deuda del país sudamericano con ese crudo. Desde 2006, Rusia ha financiado al régimen de Venezuela con préstamos y líneas de crédito por un valor estimado total de 15.000 millones de euros.
Por su parte, Teherán le suministra a Venezuela los diluyentes necesarios como nafta, condensados y crudos livianos, que están siendo mezclados con el crudo extrapesado de la Faja del Orinoco para aumentar la producción.
Venezuela apenas producía unos 600.000 barriles de crudo diario en septiembre del 2021, ahora se encuentra por encima de los 700.000 y lo máximo que llegaría a producir en los próximos seis meses -con su caótica industria- quizás no rebase los 900.000 bd, según expertos.
Rusia produce 7 millones de barriles diarios. En nada frenaría el petróleo venezolano el indetenible ascenso de los precios del combustible en EEUU.
En Venezuela quedan tres petroleras de Occidente: Chevron, la italiana ENI y la española Repsol, las dos últimas dedicadas principalmente al gas.
La OPEP asegura que «no hay capacidad en el mundo» suficiente para reemplazar los 7 millones de barriles diarios de petróleo que produce Rusia, señaló el jefe de la OPEP, Mohammed Barkindo.
Las exportaciones de petróleo ruso son cruciales para el suministro mundial, y no hay fuentes que puedan compensar los millones de barriles que aporta el país, según ha explicado este martes el secretario general de la OPEP.
¿Más allá del tema económico, priman intereses políticos para justificar un levantamiento de las sanciones impuestas en el 2019 a la dictadura de Maduro?
Senadores republicanos y demócratas, entre ellos, el cubanoamericano Marco Rubio y el senador Bob Menéndez denunciaron la bochornosa e inmoral decisión de la administración Biden de sentarse a dialogar con el régimen de Maduro, que besa las suelas de los zapatos a Vladimir Putin y que es responsable de una extensa lista de atropellos y crímenes de los derechos humanos.
¿Cuáles son las intenciones reales de la Casa Blanca? Aún se desconocen en su esencia, pero el envío de una delegación de alto nivel a Caracas ofrece indicios de la agenda de Barack Obama respecto a negociar con las dictaduras socialistas en América Latina como Cuba, Venezuela y Nicaragua. Así lo hizo durante su mandato en el que Joe Biden era el vicepresidente.
Maduro ha utilizado en reiteradas ocasiones, dirigido por Cuba, el diálogo con la oposición venezolana en ganar tiempo, desarticular la disidencia interna mediante la represión y el terrorismo de estado, al tiempo que aparenta un sistema de diálogo y democracia frente al resto del mundo para evitar sanciones.
La medida de Biden responde en parte a las súplicas del presidente ucraniano Volodmyr Zelensky a Estados Unidos y funcionarios occidentales para cortar las importaciones. Las exportaciones de energía han mantenido el flujo de efectivo a Rusia a pesar de las restricciones en su sector financiero.
Para Europa el panorama es completitamente diferente. El gas natural ruso comprende un tercio del consumo europeo, mientras que EEUU no importa gas natural de Rusia.
Cuando estalló el conflicto hace dos semanas, Biden explicó que era renuente a prohibir la importación de energía rusa porque no quería provocar un aumento en el precio de la gasolina. Sin embargo, mucho antes de la invasión a Ucrania los precios del petróleo ya estaban en los 96 dólares y 100 dólares, en EEUU y en Europa, respectivamente
Antes de la invasión, las exportaciones de gas y petróleo comprendían más de un tercio de los ingresos económicos del gobierno ruso.
Los precios de los energéticos se han disparado desde la invasión a pesar de la decisión de gobiernos occidentales de liberar reservas estratégicas que no tienen ninguna incidencia, con lo cual las exportaciones rusas se han vuelto aun más lucrativas.
Estados Unidos y sus aliados han impuesto sanciones a los principales bancos rusos, al Ministerio de Finanzas ruso y a su Banco Central, y han buscado cortar a Rusia del sistema internacional de mensajes financieros SWIFT.
Pero las normas emitidas por el Departamento del Tesoro permiten las transacciones rusas para exportar energéticos, mediante bancos no sancionados fuera de EEUU, a fin de minimizar las perturbaciones en los mercados energéticos mundiales.
Moscú anunció que estudia utilizar los sistemas financieros de China, pero hasta el momento no ha sido necesario.
La inflación EEUU, en gran parte alimentada por los precios de los combustibles debido a las políticas económicas fallidas de la Casa Blanca, se encuentra en el peor nivel en más de 40 años por encima ya del 7,5%.
Cuando faltan pocos meses para las elecciones de medio término en noviembre, los asesores de Biden intentan reactivar su imagen de debilidad y falta de liderazgo. Su respaldo popular registra los niveles más bajos de un presidente estadounidense en la historia (apenas un 35%), según las últimas encuestas.
Biden había defendido la excepción sobre las exportaciones energéticas rusas porque protegerían a empresas y particulares estadounidenses de un alza de precios. Pero su inclinación hacia Venezuela ya se considera un gravísimo error político y económico.
Rusia es el mayor exportador del mundo de gas natural y el segundo mayor exportador de petróleo crudo.
Fuente: Diario las Américas
ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

585FansMe gusta
1,230SeguidoresSeguir
79SeguidoresSeguir

NOTICIAS POPULARES