jueves, febrero 22, 2024
InicioInternacionalBiden defiende "diálogo" con régimen cubano si beneficia "sus intereses"

Biden defiende «diálogo» con régimen cubano si beneficia «sus intereses»

WASHINGTON — El gobierno del presidente Joe Biden está determinado a mantener un diálogo con Cuba siempre que éste promueva «los intereses estadounidenses», informó el Departamento de Estado tras una reunión bilateral sobre seguridad realizada este miércoles en Washington.

El Centro por una Cuba Libre no tardó en reaccionar al supuesto diálogo entre EEUU y el régimen comunista. «La dictadura en Cuba es una empresa criminal violenta con vínculos documentados con traficantes de drogas internacionales y terroristas. A lo largo de 2023, funcionarios de La Habana sostuvieron repetidas reuniones de alto nivel con sus contrapartes en el también-patrocinador-de-terrorismo, Irán, y representantes del grupo terrorista Hamas», dijo el organismo a través de un comunicado.

El régimen de La Habana aclaró, por su parte en un comunicado, que este encuentro «no contradice el más absoluto rechazo a la inclusión injustificada y arbitraria de Cuba» en la lista negra de patrocinadores del terrorismo del Departamento de Estado estadounidense.

Este diálogo «mejora la seguridad nacional de Estados Unidos a través de una mejor coordinación de las fuerzas del orden», lo cual «permite proteger mejor a los ciudadanos estadounidenses y llevar ante la justicia a los criminales», así justicó la decisión el Departamento de Estado estadounidense en un comunicado.

Washington estimó que estrechar canales de «cooperación» policial «mejora la defensa de los derechos humanos por parte de Estados Unidos», que ha impuesto un embargo económico a la isla caribeña por más de seis décadas debido a la confiscación de propiedades, bancos y negocios estadounidenses tras la llegada del régimen comunista al poder.

Presos políticos
Además, la administración demócrata sostuvo que el tema de derechos humanos «forma parte de todas las conversaciones» bilaterales.

Pero al menos 500 presos políticos recibieron condenas de hasta 25 años por participar en las históricas manifestaciones antigubernamentales del 11 de julio de 2021. Organizaciones de derechos humanos y la embajada de Estados Unidos en la isla comunista elevan esa cifra hasta mil.

Por su parte la cancillería cubana informó en un comunicado que durante la reunión entregó «informaciones y propuestas de cooperación a la parte estadounidense sobre actividades de personas radicadas en los Estados Unidos, identificadas por su vinculación al terrorismo».

A principios de diciembre Cuba publicó una lista de 61 personas y una veintena de organizaciones, la mayoría residentes en Estados Unidos y bajo investigación penal en la isla por su supuesta relación en «actos de terrorismo».

Figuran, por ejemplo, personas que Cuba vincula con atentados fallidos contra el fallecido dictador Fidel Castro (1926-2016) o que acusa de promover desórdenes públicos antes y durante las históricas protestas de 2021.

En el encuentro, las partes hablaron de cooperación en temas como el tráfico ilegal de migrantes, narcotráfico y otros flagelos, añadió la cancillería cubana.

Continuidad del acercamiento que inició Obama
Este diálogo sobre seguridad se inició en 2015 bajo el mandato del demócrata Barack Obama, de quien Biden fue vicepresidente, a raíz del restablecimiento de lazos diplomáticos bilaterales.

Entre 2015 y 2018 los dos antiguos enemigos durante la Guerra Fría celebraron cuatro diálogos de este tipo, que desembocaron en 2017 en la firma de un acuerdo de cooperación. Obama propició el acercamiento a cambio de nada con el régimen comunista que continúa violando los derechos humanos y coartando las libertades públicas.

Pero el expresidente republicano Donald Trump (2017-2021) puso fin al acercamiento y volvió a incluir a Cuba en la lista de países que patrocinan el terrorismo, en la cual continúa bajo el mandato de Biden.

Cuba, una amenaza
«La dictadura cubana es una amenaza transnacional, y legitimarla no mejora la defensa de los derechos humanos por parte de EEUU. Por el contrario, Estados Unidos pierde credibilidad con el pueblo cubano y disminuye su influencia diplomática», expresó el Centro por una Cuba Libre.

Asimismo el organismo afirmó que la frase «diálogo sobre la aplicación de la ley» va en contra de los hechos. En Cuba, no hay un estado de derecho. Para retener el poder, la dictadura mantiene un aparato de seguridad represivo que asesina extrajudicialmente a disidentes pacíficos», denunció el Centro.

Por su parte, Janisset Rivero, oficial de programas del Centro para una Cuba Libre, instó a reevaluar estos intentos de legitimación de la dictadura cubana, «Ahora no es el momento para que Washington “le pase la mano” al régimen de Castro, sino para que le exija admisión de sus responsabilidades», aseguró.

«Los formuladores de políticas deben preguntarse qué inteligencia se comparte con funcionarios de La Habana en estos ‘diálogos sobre la aplicación de la ley’. Ya es hora de reevaluar seriamente estos intentos por parte de Washington de legitimar la dictadura cubana», dijo John Suarez, director ejecutivo del Centro por una Cuba Libre.

Fuente: Diario Las Américas

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

585FansMe gusta
1,230SeguidoresSeguir
79SeguidoresSeguir

NOTICIAS POPULARES