miércoles, junio 19, 2024
InicioInternacionalBoric ignora violaciones a DDHH en China y se arrodilla por apoyo...

Boric ignora violaciones a DDHH en China y se arrodilla por apoyo económico

El presidente de Chile, Gabriel Boric, no pronunciará ni media palabra sobre derechos humanos en su primera visita oficial a China, la cual se extenderá del 12 al 18 de octubre. El mandatario dejará en su maleta y hasta en su garganta cualquier intención de cuestionar al gigante asiático por la persecución ejercida contra los uigures, la minoría musulmana que el régimen comunista de Xi Jinping somete para que adopte el mandarín y la cultura han. Al menos en público están totalmente descartados los reproches a Pekín para priorizar las relaciones comerciales.

La ministra vocera de gobierno, Camila Vallejo confirmó que el tema no forma parte de la agenda de la gira presidencial al señalar que ya lo abordan en instancias multilaterales e incluso un “mecanismo bilateral particular” porque “no se pueden trasladar las relaciones diplomáticas o internacionales mecánicamente por cada país, son primero culturas distintas y responden acuerdos además distintos”.

Sin embargo, no existe información pública o referencias de la existencia de una instancia para abordar el asunto entre Boric y Xi o algún representante de ambas administraciones.

Embajador frena a Boric
Hasta ahora el gobierno de Boric sólo registra un encuentro en enero llamado Cuarto Diálogo Estratégico en Cooperación y Coordinación Económica entre ambos países pero los debates se concentraron en minería, infraestructura, ingeniería e innovación.

El único registro sobre algún diálogo bilateral es el suscrito en 2010 durante el primer mandato de Sebastián Piñera, entre Chile y China para establecer un mecanismo de diálogo y colaboración sobre DD.HH y reformas políticas.

La vocera de Boric intenta disimular que el embajador de China en Santiago, Niu Qingbao, neutralizó la boca de Boric antes de despegar. El diplomático -según ExAnte- frenó las posibilidades de reproches a Xi en una reservada cena en su casa con parlamentarios de distintos partidos, donde advirtió que el tema debía ser obviado de la visita. El gobierno lo acató y las críticas a las violaciones de los derechos humanos “vengan de donde vengan” del presidente excluyeron a China.

Un viaje caótico
Boric aterrizará en China con la presión de mantener la prudencia y sin su principal asesor en materia internacional, Carlos Figueroa. El funcionario de alta confianza está de vacaciones y la ausencia complicó hasta la organización de la comitiva.

Será una “baja sensible” porque no tiene un reemplazante revela el medio. Tampoco contará la directora de Comunicaciones, Tatiana Klima, ni su jefe de gabinete, Carlos Durán ni su pareja Irina Karamanos.

Sus dos hombros durante el viaje signado por la la caótica comunicación con los equipos de Presidencia para emitir los itinerarios y definir a los miembros de la delegación serán el canciller Alberto van Klaveren y la ministra Vocera, la comunista. Camila Vallejo.

De hecho, un grupo compuesto por ocho diputados y dos senadores despegaron con molestia tras ser embarcados en clase económica y en vuelos largos que incluyen dos escalas (una en Paris de nueve horas y otra Beijing de dos horas para tomar un último vuelo de tres horas más hasta la ciudad Chengdú, lugar de partida de la gira presidencial. Problemas técnicos del Boeing 767 que dispone la Fuerza Armada para viajes largos y delegaciones numerosas obligó al mandatario a viajar en el Boeing 737-500 con sólo 35 asientos disponibles.

Un silencio conveniente
Administrar la lengua resulta conveniente cuando Naciones Unidas ratificó esta semana al gigante asiático como miembro de la comisión de Derechos Humanos, instancia que integra Chile.

Saber si la nación austral apoyó o rechazó esta moción es imposible porque la votación fue secreta pero Chile tiende a respaldar a China. El mejor ejemplo es el aval a su disputa con Taiwán. Desde su despacho, Boric reiteró el año pasado la necesidad de “una sola China” dejando tácito su desacuerdo con la “provincia rebelde” que defiende su independencia.

Con esta postura, el mandatario deja a un lado que buques y aviones de guerra cruzan continuamente el Estrecho de Taiwán -una demarcación no oficial aceptada tácitamente por Taipéi y Pekín en las últimas décadas pero que los cazas chinos rebasan desde hace un año- entre ellos, el Shandong, el segundo portaviones del gigante asiático, para simular un bloqueo a la isla de 23 millones de habitantes como parte de “ejercicios militares chinos”.

Agenda sin polémica
El periplo de Boric por Pekín evitará polemizar con el primer socio comercial de Chile. El comunicado de la presidencia lo deja claro al señalar que el propósito del viaje es “busca fortalecer las relaciones de ambos países, por medio de la participación del Mandatario en el Foro de la Franja y la Ruta, un modelo de cooperación donde el énfasis está puesto en la inversión en infraestructura física y digital”.

Además de ello, el jefe de Estado sostendrá distintas reuniones y participará de actividades públicas durante los cuatro días que se mantendrá en el país.

Su retorno está programado para el día 18 de octubre y su arribo a Santiago se concretará la noche del día 19 después de ocho escalas. Boric llegará justo para la inauguración de los Juegos Panamericanos Santiago 2023 y estratégicamente después del cuarto aniversario del estallido social. Eso sí se pensó.

Fuente: Panampost

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

585FansMe gusta
1,230SeguidoresSeguir
79SeguidoresSeguir

NOTICIAS POPULARES