domingo, junio 16, 2024
InicioOpiniónCómo el mayor referente liberal cautivó a líderes y público conservador

Cómo el mayor referente liberal cautivó a líderes y público conservador

José Gregorio Martínez,

“El liberalismo es el respeto irrestricto del proyecto de vida del prójimo, basado en el principio de no agresión y defensa del derecho a la vida, la libertad y la propiedad”, esa es la ideología del proyecto político del presidente de Argentina, Javier Milei, según la definición del economista Alberto Benegas Lynch hijo, citada por el propio mandatario argentino. Por su parte, el conservadurismo, originado en oposición a la Revolución Francesa, prioriza la defensa de las instituciones políticas y sociales tradicionales, dando particular relevancia a cuestiones morales y religiosas y promoviendo un nacionalismo exacerbado. Liberales y conservadores, que los puede haber de izquierda o de derecha, coinciden en este último grupo en su férrea oposición al socialismo. Esto es lo que ha permitido que Milei fuera la estrella de la convención de Vox “Europa Viva 24” y que se robara el show en el evento más conservador de la política europea.

Apelando a una errónea y malintencionada dicotomía, la izquierda se ha limitado a llamar “ultraderechista” o “fascista” a cualquiera que promueva ideas firmes que vayan en sentido contrario al socialismo. Y esos fueron los calificativos más usados por los manifestantes que protestaron en las adyacencias del Palacio de Vistalegre, en Madrid, España, contra el acto en el que participaron líderes como el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán; la primera ministra de Italia, Giorgia Meloni; la diputada de la Asamblea Nacional francesa y presidente del Frente Nacional, Marine Le Pen; el presidente del partido portugués Chega, André Ventura; el excandidato a la Presidencia de Chile y presidente del Partido Republicano, José Antonio Kast; el presidente de Argentina, Javier Milei; y el anfitrión Santiago Abascal, presidente de Vox, entre otros. El detalle está en que todos, con excepción de Milei, se identifican como conservadores, mientras el mandatario argentino se define como un “liberal libertario” o “anarcocapitalista”.

Sin embargo, a pesar de estar en clara desventaja en términos conceptuales, Javier Milei fue la estrella del evento organizado por Vox. Con su habitual grito “¡Viva la libertad, carajo!”, respondió a los asistentes que a casa llena lo ovacionaron en su entrada triunfal y durante todo su discurso coreando “!Argentina, Argentina!” y “¡Libertad, libertad”. Haber reiterado que el socialismo es “maldito y carnicero” e “invita a la muerte” fue suficiente para que todos olvidaran que el presidente argentino no está en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo y la autopercepción de género (siempre que no le cueste dinero al Estado), no incluye la religión y la moral en su proyecto, el freno a la inmigración ilegal no es prioridad en sus discursos, por encima del nacionalismo aparecen el incentivo a la inversión extranjera y la dolarización de la economía, y su propuesta de un Estado mínimo con la eliminación del banco central no coincide con la política económica de la mayoría de los conservadores en la sala.

Ninguna de estas diferencias impidió que acaparara la atención de los presentes y de la prensa local e internacional. Javier Milei, el mayor referente liberal al frente de un gobierno, sin duda marcó la pauta en la convención organizada por Vox, el evento más conservador de Europa, y demostró por qué es un fenómeno mundial, que no solo trasciende las fronteras geográficas de su país sino también las ideológicas del espacio político que avanza en dirección opuesta al socialismo y que la izquierda sigue perdida tratando –sin éxito– de encasillar con dicotomías desfasadas.

Fuente: Panampost

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

585FansMe gusta
1,230SeguidoresSeguir
79SeguidoresSeguir

NOTICIAS POPULARES