jueves, mayo 23, 2024
InicioPolíticaCon muchas interrogantes comienza juicio a senador demócrata Bob Menéndez

Con muchas interrogantes comienza juicio a senador demócrata Bob Menéndez

NUEVA YORK- El poderoso senador demócrata de origen cubano Robert Menéndez se sienta a partir de este lunes en el banquillo para responder a las acusaciones de participar supuestamente en una red para ayudar a los gobiernos de Egipto y Catar a cambio de dinero.

Sin embargo, mucha dudas rondan sobre el nuevo caso del senador cubanoamericano y qué intereses políticos hay detrás de él, quien también fue acusado en 2015 de aceptar favores de un oftalmólogo de Florida, proceso en el que terminó absuelto de todos los cargos.

Durante años el fallecido dictador Fidel Castro hizo todos los intentos posibles por eliminar de la política estadounidense a uno de sus grandes enemigos: el legislador Bob Menéndez. No se descarta que la influencia directa del castrismo en grupos de extrema izquierda en EEUU esté presente en el caso contra el connotado senador demócrata de origen cubano, al igual que pudo estar en 2015.

A finales de 2023, el senador se declaró no culpable de ser, como se le acusa, un agente de Egipto o trabajar para el gobierno de ese país, y que defenderá su inocencia frente a «una campaña sucia y de grandes intereses» en su contra para sacarlo de la política estadounidense.

Dudas e indicios
Un elemento que resalta es que su juicio va a la par del que se sigue contra el expresidente Donald Trump y ocurre también en Nueva York.

Menéndez ha sido un reconocido guerrero anticastrista y ha luchado desde su posición como representante federal, senador federal y presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado por lograr la libertad de los cubanos y el derrocamiento del régimen de La Habana mediante proyectos de ley y acciones concretas de apoyo a la disidencia dentro y fuera de Cuba.

Como presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado fue un feroz opositor a la normalización de las relaciones con Cuba y acérrimo enemigo de Venezuela y China, y defensor de Israel.

Esas posiciones dentro de un Partido Demócrata actual, permeado por una corriente socialista que favorece las concesiones a la dictadura en la isla, no son bien acogidas desde la llegada al poder de Barack Obama, quien reabrió las puertas de EEUU al régimen represor de La Habana, en un cambio de política similar al del cuestionado presidente Jimmy Carter.

En 2015 fue acusado de aceptar sobornos de vuelos en jets privados, vacaciones de lujo y más de 750.000 dólares en donaciones ilegales de campaña. Tres años más tarde el jurado no llegó a un acuerdo unánime y el Departamento de Justicia desestimó el caso.

El senador de 70 años, uno de los pesos pesados del Partido Demócrata, así como su esposa Nadine Menéndez, están acusados presuntamente de «conspirar para actuar como agente de Egipto y aceptar sobornos y traficar con influencias a favor de El Cairo, además de ayudar a un empresario a conseguir inversiones de un fondo catarí».

A ello se suma otra imputación de la fiscalía que lo acusó en marzo de obstrucción a la justicia, cuando se le investigaba por los sobornos relacionados con esos países.

En el mismo juicio se sientan los empresarios Wael Hana y Fred Daibes, acusados de soborno y fraude. Un tercero, José Uribe, se declaró culpable.

Problemas de salud han hecho que el juicio a Nadine Menéndez haya sido pospuesto hasta julio.

El juicio se inició en el Tribunal Federal del Distrito Sur de Nueva York con la selección del jurado que sellará su suerte. De ser declarado culpable, los cargos más graves pueden acarrear hasta 20 años de cárcel.

«El senador y su esposa aceptaron cientos de miles de dólares en sobornos a cambio de que el senador Menéndez utilizara su poder e influencia para proteger y enriquecer a esos empresarios y beneficiar al gobierno de Egipto», afirma el fiscal Damian Williams en informe de inculpación.

«Menéndez proporcionó información sensible del gobierno de Estados Unidos y adoptó otras medidas que ayudaron secretamente al gobierno de Egipto», agregó.

El demócrata de Nueva Jersey, que sigue en su escaño, dimitió de la presidencia de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado tras su imputación.

Allanamiento y las acusaciones
La policía halló en su casa 480.000 dólares escondidos entre la ropa y en una caja de seguridad, 13 lingotes de oro y un Mercedes-Benz descapotable, un anillo de diamantes y muebles.

El senador se ha declarado no culpable y ha justificado las cantidades de dinero que mantenía en su casa por «la historia» de su familia, «víctima de la confiscación en Cuba», lo que puede resultar «pasado de moda». Sin embargo, aseguró que es dinero que sacó «de su cuenta de ahorro» producto de «30 años de trabajo».

Según la fiscalía, Menéndez recibió sobornos para ayudar a Daibes, que «buscaba millones de dólares en inversiones de un fondo vinculado a (…) Catar realizando actos» en beneficio de Doha.

Menéndez habría presentado a Daibes a un miembro de la familia real catarí, que también era director de una empresa de inversión de ese país de Oriente Medio no identificada.

En los cargos relacionados con Egipto, Menéndez ha sido señalado de aceptar supuestamente cientos de miles de dólares en sobornos de tres residentes de Nueva Jersey entre 2018 y 2022, y de haber utilizado su «poder e influencia para proteger, enriquecer a esos empresarios y beneficiar al gobierno» egipcio.

Fuente: Diario Las Américas

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

585FansMe gusta
1,230SeguidoresSeguir
79SeguidoresSeguir

NOTICIAS POPULARES