jueves, mayo 23, 2024
InicioInternacionalEEUU presiona a China para cambiar estrategia que amenaza empleos estadounidenses

EEUU presiona a China para cambiar estrategia que amenaza empleos estadounidenses

BEIJING — El gobierno de Biden presionará a China para que cambie una estrategia industrial que supone una amenaza para empleos en Estados Unidos, según dijo el lunes la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, tras cuatro días de reuniones con funcionarios chinos.

También dijo que había mantenido “conversaciones difíciles” en Beijing sobre seguridad nacional, incluidas las preocupaciones en Washington sobre que empresas chinas estén respaldando a Rusia en su guerra en Ucrania.

«Si bien Estados Unidos debe evaluar continuamente sus medidas de seguridad nacional, habida cuenta de la rapidez de los desarrollos tecnológicos, nos comprometemos a no tomar medidas sorpresa», declaró

Pero la prioridad de su viaje era la política industrial y lo que Estados Unidos y Europa describen como sobrecapacidad manufacturera en China.

Los países adinerados temen que una oleada de exportaciones chinas de bajo precio abrume a las fábricas en sus países. Yellen mencionó la producción de vehículos eléctricos y sus baterías, así como equipamiento de energía solar —dos sectores que el gobierno estadounidense intenta impulsar en su país—, como sectores donde los subsidios del gobierno chino han impulsado un rápido aumento de la producción.

Estados Unidos «no aceptará» que el mercado mundial se vea inundado de bienes chinos vendidos por debajo de su costo de producción, afirmó este lunes la secretaria estadounidense del Tesoro, Janet Yellen, de visita en China.

Estados Unidos teme que las subvenciones masivas del gobierno chino a los sectores tecnológico, de las energías verdes, de los autos eléctricos y de las baterías desemboquen en una llegada masiva de productos baratos al mercado mundial, susceptibles de perjudicar a los competidores extranjeros.

Al citar el ejemplo del acero chino, cuya llegada a los mercados hace más de diez años, diezmó industrias de todo el mundo y de Estados Unidos», Yellen comentó a periodistas: «Le dije claramente al presidente Biden que no aceptaré de nuevo esta realidad».

Yellen se declaró especialmente preocupada por los «desequilibrios» de la economía china, sobre todo por el bajo consumo de los hogares y el exceso de inversiones, «agravado por el apoyo a gran escala del gobierno a determinados sectores industriales».

No estaba claro cómo respondería China a esas peticiones. Las autoridades europeas han planteado el asunto en varias ocasiones en visitas a China sin indicios de cambios en Beijing.

«Las acusaciones de un ‘exceso de capacidad’ por parte de Estados Unidos y Europa son infundadas», declaró el domingo el ministro chino de Comercio, Wang Wentao, durante una visita a París, según la agencia estatal Xinhua.

Ambos países aceptaron continuar conversando sobre el exceso de la capacidad de producción.

Uno de los principales objetivos del líder chino, Xi Jinping, es convertir al país en una gran potencia de modo que no tenga que ceder a presiones exteriores.

Pero el gran propósito de Pekín es destronar a Estados Unidos como líder mundial por lo que Washington se ha mantenido en gran alerta desde que el presidente Donald Trump se enfrentara a China mediante un nuevo acuerdo comercial sobre aranceles justos. Más tarde Trump ordenó medidas urgentes sobre el robo de la tecnología avanzada estadounidense por parte de los chinos e impuso restricciones más severas.

Biden ha continuado con esta política, a pesar de ciertas concesiones a Jinping.

En 2023, EEUU aprobó nuevas medidas para limitar severamente la posibilidad de que China continúe utilizando la alta tecnología estadounidense en la fabricación de chips avanzados para desarrollar su capacidad económica y militar.

Sin embargo, la sobrecapacidad también afecta a China. Se espera que las guerras de precios en el sector de los vehículos eléctricos saquen del negocio a algunos fabricantes, y los expertos han pedido una coordinación mejor de políticas diseñadas para fomentar las nuevas tecnologías. Durante la visita de Yellen, el gobierno aceptó iniciar conversaciones sobre lo que ambos lados llamaron “crecimiento equilibrado”.

“Debemos recalcar la necesidad de un cambio de política en China durante estas conversaciones”, dijo Yellen en una conferencia de prensa celebrada al aire libre en un cálido día de primavera en la residencia del embajador estadounidense en Beijing.

La agencia de noticias oficial china Xinhua indicó el sábado que el lado chino había “respondido por completo al asunto de la capacidad de producción” durante la reunión de Yellen con el vice primer ministro, He Lifeng, la persona encargada de asuntos comerciales y económicos entre China y Estados Unidos.

Hace más de una década, indicó la secretaria del Tesoro, un aluvión de “acero chino por debajo de coste (…) diezmó industrias en todo el mundo y en Estados Unidos. He dejado claro que ni el presidente Biden ni yo aceptaremos esa realidad de nuevo”.

Sobre la guerra en Ucrania, la secretaria advirtió que cualquier banco que facilite la venta de material militar o de doble uso a Rusia puede enfrentar sanciones estadounidenses.

“Recalqué que las compañías, incluidas las de la RPC, no deben proporcionar apoyo material a la guerra de Rusia, y que enfrentarán consecuencias significativas si lo hacen”, señaló.

Yellen, expresidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, se entrevistó el martes por la mañana con el gobernador del banco central chino, Pan Gongsheng.

Fuente: Diario Las Américas

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

585FansMe gusta
1,230SeguidoresSeguir
79SeguidoresSeguir

NOTICIAS POPULARES