sábado, abril 20, 2024
InicioInternacionalEl kirchnerismo anticipa la próxima devaluación con los argumentos de Maduro

El kirchnerismo anticipa la próxima devaluación con los argumentos de Maduro

Las analogías entre el chavismo y el kirchnerismo son permanentes. Pero, más allá de las sociedades geopolíticas y los vicios populistas y autoritarios, ambos modelos suelen presentar similitudes notorias. Muchas de ellas aparecen a la hora de querer justificar sus fracasos políticos y económicos, para lo que siempre salen algunos chivos expiatorios. “Intereses económicos” que operan en contra del Gobierno y del pueblo, que son pintados como los responsables de las malas políticas que ellos mismos desarrollan.
Antes de rendirse a una dolarización parcial de la economía venezolana, cuando el chavismo trataba de explicar la debacle permanente del bolívar, Nicolás Maduro salía por televisión responsabilizando a unos pocos empresarios en Miami por la pérdida del valor de la moneda. Con un cuento que se reedita por estas horas en Argentina, el dictador calificaba al “dólar negro” como una variable controlada por los peores intereses, que “manipulaban” el tipo de cambio libre para generarle perjuicios al Estado.
En la Argentina de hoy, la “portavoz” del Frente de Todos, Gabriela Cerruti, repite los mismos delirios del tipo de cambio considerado ilegal. En el Gobierno primero argumentan que se trata de una variable marginal, que no afecta la economía real, pero luego terminan reconociendo que la situación se les va de las manos. Ahí es cuando aparecen los enemigos del pueblo, a los que se responsabilizan de los desastres que hacen las gestiones populistas.
Si alguien tiene alguna duda sobre el futuro del peso argentino después de las elecciones, lo único que tiene que hacer es escuchar al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y sacar sus propias conclusiones, claro. El economista de referencia de Cristina Kirchner, en total sintonía con las palabras de Maduro, dice que existen “determinados sectores”, que buscan generar “movidas cambiarias y devaluatorias”.
Aunque el discurso oficial sigue siendo la negación total de una nueva devaluación a partir del lunes, Kicillof repite como un mantra que hay “intereses muy poderosos que buscan devaluar”. Sin nombrar a nadie, el economista kirchnerista hizo referencia a los que “se benefician mucho porque tienen sus carteras dolarizadas”. En su opinión, además del beneficio económico, estos “sectores” también buscarían “generar más incertidumbre y malestar” para canalizarlo hacia “el voto opositor”.
No hace falta ser un especialista para advertir que las palabras del gobernador son absolutamente ridículas. Aunque todo se explica con la irresponsable y desesperada emisión monetaria récord del Banco Central, que sale a socorrer al Tesoro apagando un incendio con nafta, incluso el mismo argumento que da Kicillof es contradictorio. ¿Si estos intereses espurios conspiran porque tienen acceso a divisas…por qué el Gobierno mantiene el cepo cambiario? ¿Si la existencia del control de cambios hace que los “complotadores” se beneficien, por qué estos “grupos económicos” buscarían perjudicar al Gobierno que quiere mantener el cepo? ¿No se les terminaría el negocio si retorna la oposición, que propone eliminarlo? Estas son algunas de las preguntas más básicas que a uno se le vienen a la cabeza cuando escucha a los referentes económicos de un gobierno mentiroso, decadente y, afortunadamente, en retirada.
La próxima devaluación es un hecho. ¿Será el lunes? ¿A cuánto se reducirá la brecha con el dólar blue? Esas son las únicas preguntas que quedan por responder, pero que serán aclaradas muy pronto.
Fuente: PanamPost

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

585FansMe gusta
1,230SeguidoresSeguir
79SeguidoresSeguir

NOTICIAS POPULARES