jueves, febrero 22, 2024
InicioInternacionalGaza, ayuda humanitaria con viso de terrorismo

Gaza, ayuda humanitaria con viso de terrorismo

MIAMI.- Varios países suspendieron la financiación a la Agencia de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas (UNRWA), el mayor organismo internacional de ayuda humanitaria en la Franja de Gaza, en medio de las acusaciones de Israel de que una docena de trabajadores fueron cómplices del horrendo ataque del grupo terrorista Hamás el 7 de octubre, cuando 1.139 personas fueron asesinadas y 240 fueron tomados como rehenes.

Funcionarios israelíes presentaron pruebas de que empleados de la UNRWA presuntamente habrían participado en secuestros, distribución de municiones y el ataque a un kibutz donde murieron 97 personas.

La UNRWA, que proporciona alimentos, refugio, clínicas de salud y educación a millones de palestinos, anunció que los empleados acusados fueron despedidos y que la Oficina de Servicios de Supervisión Interna de las Naciones Unidas investiga el caso.

Entretanto, mientras se realiza la investigación, cerca de 20 países, entre ellos Estados Unidos, suspendieron la ayuda económica a la agencia humanitaria, entre los que resaltan además Reino Unido, Canadá, Australia, Alemania, Finlandia, Italia y Holanda.

Estados Unidos fue el mayor donante de la UNRWA en 2022, con 344 millones de dólares; seguido de Alemania, con 202 millones de dólares; y la Unión Europea, con 114 millones.

De los países que más abogan por los palestinos figura el gran productor de petróleo Arabia Saudita en octavo lugar, con solo 27 millones de dólares, y Turquía en décimo lugar, con 25.2 millones.

Otros países árabes y grandes productores de petróleo, como Emiratos Árabes Unidos, donaron cifras inferiores a 21 millones de dólares.

¿Qué es UNRWA?
La UNRWA fue creada por la Organización de Naciones Unidas (ONU) en 1949 y cuenta con unos 30.000 empleados repartidos en Gaza, Cisjordania, Jordania, Líbano y Siria, la mayoría de ellos palestinos.

En los últimos años, la UNRWA ha sido señalada por Israel por mantener relación con Hamás en Gaza y publicar contenido de desprecio a judíos en libros de texto que reparten en escuelas.

Para UNRWA el concepto de palestino refugiado es “personas cuyo lugar de residencia habitual fue Palestina durante el período comprendido entre el 1 de junio de 1946 y el 15 de mayo de 1948, y que perdieron tanto su hogar como sus medios de subsistencia como resultado del conflicto de 1948”.

El declive del Imperio Otomano y la Primera Guerra Mundial a comienzos del siglo XIX marcó el inicio de un conflicto que 100 años después continúa vivo.

Israel, la tierra prometida a los judíos, y Palestina, hogar de musulmanes, es el territorio que los británicos propusieron repartir entre ambas partes y que la ONU adjudicó en 1947 para crear dos estados.

“Cómo se repartió y quién verdaderamente lo hizo son preguntas que muchos hacen, pero nadie tiene una explicación categórica”, comentó a DIARIO LAS AMÉRICAS el profesor emérito de Derecho de la Universidad de Lleida, en España, Ferran Espaser.

“Lo que sí sabemos es que unas horas después de la creación del Estado de Israel, el territorio fue asaltado por sus vecinos árabes”, rememoró.

Preocupaciones
La ONU pide a los países que continúen aportados fondos de ayuda, para proveer alimentos y agua en Gaza, mientras investiga la denuncia de Israel contra UNRWA.

Las naciones preocupadas advierten que la terminación de los fondos provocará un deterioro humanitario mayor en Gaza.

Según datos del gobierno de Hamás en Gaza, cerca de 25.000 personas han muerto durante los ataques israelíes y casi dos millones de civiles han sido desplazados, aproximadamente el 85% de la población de la Franja.

Hay naciones occidentales, como Irlanda, Noruega y España, que advierten que la terminación de los fondos provocaría una situación humanitaria “aún peor” en Gaza y optan por continuar ayudando.

El gobierno de Irlanda citó que la agencia brinda «asistencia vital a 2,3 millones de personas». Mientras que el ministro de Asuntos Exteriores de Noruega, Espen Barth Eide, instó a otros donantes a considerar las consecuencias de los recortes de financiación: «No debemos castigar colectivamente a millones de personas. Debemos distinguir entre lo que los individuos pueden haber hecho y la ayuda que ofrece la UNRWA”.

Asimismo, el ministro de Relaciones Exteriores de España, José Manuel Albares, señaló: “Seguimos de cerca la investigación y el resultado que pueda arrojar por los actos de en torno a una decena de personas, de 30.000 trabajadores”.

Por otra parte, la directora de UNRWA en España, Raquel Martín, opinó: “Es absurdamente irresponsable cortar la ayuda durante un conflicto armando, cuando la Corte Internacional de Justicia pide aumentar la ayuda humanitaria a Gaza”.

En una declaración emitida por la Liga Árabe, sus 22 estados miembros en Medio Oriente y África del Norte criticaron los recortes de fondos.

El ministro de Asuntos Exteriores de Egipto, Sameh Shoukry, cree que los recortes de financiación equivalen a un “castigo colectivo”.

“Los países árabes censuran los recortes, y tienen derecho a hacerlo, pero nada dicen de suplantar esas ayudas o al menos dar algo más”, reclamó el catedrático Espaser.

Israel
Entretanto, Israel parece estar dispuesto a continuar su ofensiva militar contra Hamás “hasta hacerlo desaparecer”, como indicó el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

No obstante, Egipto, tras reunirse con representantes de Estados Unidos y otros países en París, presenta a Hamás un alto al fuego, respaldado por Israel, a cambio de liberar a cerca de 140 rehenes israelíes que aún permanecen en manos del grupo terrorista.

Israel también permitiría que llegue más ayuda a Gaza y liberaría a un número de prisioneros palestinos.

Pero Hamás parece rechazar la oferta de entregar rehenes y subraya que sólo aceptará la retirada total de las tropas israelíes.

«Hablamos en primer lugar de un alto el fuego completo y total, y no de una tregua temporal», declaró el consejero de Hamás, Taher al-Nunu, a la agencia de prensa AFP, y añadió que, una vez que cesen los combates, «el resto de los detalles podrán discutirse», incluida la liberación de los rehenes.

Horas antes, el primer ministro de Qatar, Mohammed bin Abdulrahman, comentó que cree que Hamás ha “dejado de lado” su exigencia de un alto al fuego completo como condición, algo que Israel rechaza rotundamente.

«Estamos en una situación mucho mejor que hace unas semanas», aseguró durante una comparecencia en el Consejo Atlántico en Washington, DC.

Fuente: Diario Las Américas

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

585FansMe gusta
1,230SeguidoresSeguir
79SeguidoresSeguir

NOTICIAS POPULARES