martes, mayo 21, 2024
InicioOpiniónLa guerra fronteriza entre Biden y Trump

La guerra fronteriza entre Biden y Trump

SONIA SCHOTT,

La vista a la frontera sur del presidente Joe Biden y de su predecesor, Donald Trump, el mismo día, la semana pasada, confirma que la inmigración es ahora el tema más importante y controvertido de cara a las elecciones de noviembre.

Tanto el mandatario actual como el anterior han coincidido en que la enorme afluencia de inmigrantes ilegales en la frontera con México, durante los últimos años, ha alcanzado un punto crítico.

Sin embargo, sus respectivos enfoques para implementar una solución, si es que hay alguna, son totalmente diferentes.

La Casa Blanca busca que el Congreso apruebe una legislación que endurezca los controles y elimine el derecho de asilo para aquellos que ingresan ilegalmente mientras que Trump ha prometido cerrar la frontera, ordenar deportaciones masivas y continuar construyendo el muro que comenzó cuando estaba a cargo del ejecutivo.

Biden ha descrito las diferencias entre ambos como una elección entre una legislación democrática y una acción autocrática.

Pero aquí lo importante será ver cómo reaccionan los votantes ante una crisis que ha provocado que más de 2,4 millones de personas ingresen a Estados Unidos desde que Biden asumió el cargo en enero de 2021, según cifras de la Oficina de Estadísticas de Seguridad Nacional.

“Si bien la mayoría de los extranjeros ilegales buscan una vida mejor, el vínculo innegable entre el aumento de la inmigración ilegal y la delincuencia plantea una amenaza significativa” opina Hannah Davis de la Fundación Heritage, de corte conservador.

Mientras Biden y Trump intercambian reproches, el Partido Republicano, que respalda totalmente a Trump, intenta destituir al secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas por su presunto mal manejo de la crisis migratoria.

Según una reciente encuesta de Fox News, Biden tiene un 66% de desaprobación sobre su gestión migratoria, coincidiendo con las cifras del sondeo del Wall Street Journal.

Aunque es poco probable que el juicio político contra Mayorkas llegue a alguna parte, pues el Senado es mayoritariamente demócrata, la iniciativa liderada por los republicanos muestra cómo este tema está consumiendo al Congreso y a los dos candidatos presidenciales.

Biden ha intentado que el Congreso apruebe una legislación que proporcionaría 110.000 millones de dólares en ayuda a Israel, Ucrania y Taiwán, a cambio de controles fronterizos y condiciones de asilo, más estrictas.

Si bien pasó en el Senado, Trump ordenó a los republicanos de la Cámara de Representantes que bloquearan la normativa.

Esto ha sido un duro golpe para la administración Biden porque detuvo el suministro de municiones vitales para la guerra en Ucrania y suspendió nuevos controles en la frontera lo que llevó a Biden a acusar a Trump de intentar sumar puntos a costa del caos fronterizo, pero, si nos guiamos por las encuestas, la mayoría de los votantes cree que no se está haciendo lo suficiente para solucionar el problema.

Según el Instituto de Política Migratoria, la administración Biden ha llevado a cabo 535 “acciones migratorias” en tres años, aunque la percepción general sea que la crisis fronteriza empeora día a día.

La razón, dice el Instituto, es que las medidas tomadas por la administración Biden han coincidido con “los períodos migratorios más turbulentos dentro del hemisferio occidental y, de hecho, a nivel mundial, en la historia reciente”.

En solo un día de diciembre de 2023, un récord de 12.000 migrantes llegó a la frontera con México sin una autorización para ingresar al país.

Sumándose a la percepción general de que la inmigración está fuera de control, un gran número de ilegales que ingresan al país de manera temporal, están siendo enviados a ciudades en seis estados (California, Nueva York, Texas, Florida, Nueva Jersey e Illinois) lo que ha provocado malestar general.

Ahora, más de la mitad de los estadounidenses apoyan la construcción de un muro en la frontera, según una encuesta de la Universidad de Monmouth publicada la semana pasada. Esta cifra es incluso más alta que cuando Trump era presidente y apoyaba un muro fronterizo.

Es muy probable que la migración masiva continue aumentando dramáticamente en los próximos años, debido a las guerras en curso, el cambio climático y los problemas económicos, por lo que es imperativo diseñar políticas de Estado a largo plazo que vayan más allá de la presidencia de turno.

Fuente: Diario Las Américas

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

585FansMe gusta
1,230SeguidoresSeguir
79SeguidoresSeguir

NOTICIAS POPULARES