jueves, mayo 23, 2024
InicioPolítica¿Por qué escapan los kirchneristas de las redes sociales?

¿Por qué escapan los kirchneristas de las redes sociales?

Desde hace tiempo, sobre todo con la llegada de Javier Milei a la presidencia, que muchos conocidos referentes del universo kirchnerista han planteado una cuestión: la posibilidad de dejar las redes sociales. Argumentan que las mismas se han llenado de “odio” y “violencia”, por lo que consideran lo más sano alejarse. Aunque no todos lo cumplen, en los últimos tres meses esto se ha leído en más de una oportunidad por varios personajes representativos de lo que ahora es la oposición.

La exmodelo y panelista kirchnerista Ursula Vargues, que fue repudiada luego de que se confirmara que visitaba la quinta presidencial de Olivos en medio de las restricciones de la cuarentena por la pandemia del Covid-19, se sumó a la “moda” desde su cuenta de X (exTwitter). “Ya pronto me voy de esta red. La violencia superó el humor”, aseguró. Como era de esperar, los partidarios de Javier Milei celebraron la noticia.

Más allá del debate y “la grieta”, vale la pena preguntarse un par de cuestiones. ¿Son especialmente violentos los “libertarios”? ¿Hay más violencia que antes en las redes sociales?

Para comenzar a dilucidar la cuestión hay que traer otro punto al análisis, que aunque a simple vista parezca no estar muy relacionado con todo esto, tiene mucho que ver. Estas personas que amenazan con abandonar las redes, en repudio a esta nueva violencia de la que serían víctimas, también denuncian que el oficialismo tiene muchos “tuiteros” pagos. Es decir, personas que no tienen una afinidad con Milei, sino que trabajan de defender al gobierno, como sí tenía el kirchnerismo en su momento. Vale recordar que, hace algunos años, se corroboró que muchas cuentas que defendían las posiciones del peronismo cumplían horario. Es decir, comenzaban a opinar en las redes a la misma hora y terminaban en los mismos horarios todos los días.

Muchos de los que opinamos desde nuestras convicciones hemos sido acusados de “trolls pagos” en más de una ocasión. ¿Qué nos dice todo esto? Que, más allá de todo, están viviendo un proceso de negación. Como no pueden creer que están en minoría (y que una mayoría los repudia) deben acudir a un proceso psicológico que justifique lo que ven sus ojos. Es decir, la gran cantidad de usuarios que los repudian ante cada posteo, tienen que ser un ejército de empleados. Esto les resulta más tolerable que la incómoda verdad: que no son “el pueblo”.

Con respecto a los comentarios violentos, lo cierto es que, lamentablemente, están en todos los espacios políticos. Yo tengo mi opinión donde hay más violencia. En mi caso jamás agredí a nadie y sí he sido víctima de muchos ataques de militantes kirchneristas y de la izquierda. La lista de las anécdotas sería interminable y no vienen al caso.

Más allá de la cuestión que la virulencia está por todos lados, lo que aquí parece suceder es que estos personajes, que estaban convencidos de representar a una mayoría popular, están imposibilitados de asimilar lo que está sucediendo. Que, no solamente están en minoría, sino que en la actualidad sus ideas son repudiadas por personas que no tienen complejo en defender una serie de valores que el kirchnerismo pretendió erradicar.

No sebe ser nada sencillo, es cierto. Puede que la elección de medio término sea un golpazo inesperado para estas personas, que en su fuero íntimo creen (o quieren creer) que el gobierno se está cayendo a pedazos y que la gente lo repudia. Es que, en cierta manera, se han terminado creyendo sus propias mentiras.

Fuente: Panampost

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

585FansMe gusta
1,230SeguidoresSeguir
79SeguidoresSeguir

NOTICIAS POPULARES