miércoles, junio 19, 2024
InicioPolíticaPor qué resulta ridículo impulsar a Jadue como un “perseguido político” en Chile

Por qué resulta ridículo impulsar a Jadue como un “perseguido político” en Chile

El Partido Comunista en Chile planea convertir a su dirigente y alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, en una especie de nuevo Luiz Inácio Lula da Silva, de la izquierda suramericana. Así inicia este desesperado intento por desmanchar su nombre y teñir como “persecución política” el caso que llevó al edil a estar preso en el Anexo Penitenciario Capitán Yáber, por los delitos de fraude al fisco, cohecho, administración desleal y estafa.

La intención es ensalzar su nombre como estrategia de campaña para las municipales de octubre, así como impulsar su figura con miras a las presidenciales de 2025. Para ello, desde hace poco más de una semana, Lautaro Carmona, quien encabeza la directiva de la facción comunista, inició con esta narrativa de similitud entre el mandatario brasileño y el alcalde chileno previendo la cárcel, que era inminente para Jadue, y usando el hecho como un insumo en su discurso.

Es por eso que comparar el proceso judicial de ambos luce como la estrategia del Partido Comunista, a pesar de que Jadue es investigado por irregularidades durante su gestión como director de la Asociación Chilena de Municipalidades con Farmacias Populares (Achifarp), mientras que Lula da Silva sí fue sentenciado por corrupción y lavado de dinero en un caso relacionado con la investigación “Lava Jato”.

La condena específica que llevó a Lula a la cárcel ahonda sobre el hecho de haber recibido un apartamento tríplex en la ciudad costera de Guarujá, en São Paulo, a modo de soborno por parte de la constructora OAS, a cambio de contratos lucrativos con Petrobras, la empresa estatal de petróleo.

La maniobra ya está definida y en marcha. Ahora todos los voceros, candidatos y miembros de la organización instalan la teoría de la “persecución política”, en respuesta a la medida cautelar derivada del proceso judicial contra las farmacias populares impulsadas por Jadue.

La instrucción incluye la acusación de falta de equidad en la justicia tras ordenar el arresto del edil comunista mientras Cathy Barriga, exalcaldesa de Maipú, perteneciente a Chile Vamos, recibió arresto domiciliario por delitos similares.

“Un relato victimizador puede servirle a Jadue y al PC. Eso genera empatía en ese sector, como en la época de la dictadura. Además, de los ocho concejales en Recoleta, hay cinco del PC, y ese relato será desplegado en la campaña”, indicó analista político de la Universidad Mayor, Germán Silva en El Mercurio.

Vocero clave
El candidato del PC en Recoleta para las municipales, Fares Jadue, será clave para impulsar la narrativa de Jadue como esta especia de “nuevo Lula”, con el fin de fidelizar a los votantes, así como también garantizar la permanencia de la tolda en la municipalidad.

Si bien no son parientes pese a compartir el mismo apellido, el abanderado no podrá evadir el panorama legal de su compañero de partido. Daniel Jadue hoy se le acusa del impago de diez facturas, que juntas suman 1384 millones de pesos chilenos, equivalentes a 1,7 millones de dólares a la compañía Best Quality Products SpA. Este abono correspondía al despacho de cuatro contenedores con mascarillas de tres pliegues y KN-95, guantes de nítralo, termómetros infrarrojos y pecheras desechables con ojal, al inicio de la pandemia.

Bajar el perfil a la querella es la meta, mientras se recuerda que Lula da Silva logró volver al poder luego de ser absuelto de una condena que denominaron “injusta y viciada”. Sin embargo, usar al mandatario brasileño es absurdo, sobre todo cuando su excarcelación la determinó un grupo de magistrados designados, en su momento, por el Partido de los Trabajadores, y esta se basó en un tecnicismo administrativo.

En 2021, el Tribunal Supremo Federal de Brasil anuló las condenas de Lula basándose en que los casos de Lula debían haber sido juzgados en Brasilia, y no en Curitiba, y en alegaciones de parcialidad por parte del juez Sergio Moro. En total, debía estar 17 años, 1 mes y 10 días en la cárcel por blanqueo de capitales, entre otros delitos.

Jadue desde la cárcel ya apunta a un destino similar. En sus redes sociales plantea que existe una mediatización inusual sobre su proceso judicial. “Me juzgan por nuestra gestión transformadora. No hay un peso en mi bolsillo, pero me dan la máxima cautelar”, divulgó en su cuenta de X. Advirtió también que apelará “la medida desproporcionada”.

Suicidio partidista
Centrar el discurso en Jadue como el nuevo Lula del Partido Comunista “claramente comporta características de suicidio político”, señala el exdiputado y analista político Pepe Auth en El Líbero. Incluso, asegura que la decisión de vincular la suerte institucional a la suerte jurídica del exedil provocará una implosión entre la militancia.

Carmona será responsable de la debacle pero las posibilidades de restar apoyo público e interno a su “camarada” está descartado a corto plazo, considerando que lo necesita para ser elegido de forma permanente como presidente de la tolda.

“Carmona está en una disyuntiva tremenda, porque, por un lado, para continuar, no puede dejar caer a Jadue, pero si no lo deja caer, va a hacer caer al propio partido”.

En ese sentido, sostuvo que “la estrategia de victimización y de persecución política es vista como ridícula por la opinión pública en general, pero no así por la franja dura del PC”.

Bases divididas
Las bases están divididas con el hecho de querer usar esta artimaña de equiparar a Jadue con Lula y buscando similitud en los contextos. La recolección de solo 1400 firmas en una carta para acusar una “guerra judicial” contra Jadue lo confirma. Si bien la misiva incluía a ocho de los 10 diputados del partido, los senadores Daniel Núñez y Claudia Pascual, así como las diputadas Karol Cariola, quien preside la Cámara de Diputados, Alejandra Placencia, se abstuvieron de rubricar la iniciativa.

En el Congreso la bancada comunista está en crisis. Aunque la diputada Placencia asumiría la jefatura del bloque, el grupo parlamentario más cercano a Jadue promueve a Matías Ramírez. La decisión está en el limbo. Falta una nueva reunión para dirimir.

¿Es indisciplina o fractura? La segunda opción resuena. Jadue siembra conflictos desde su derrota en las presidenciales de 2021. El resultado adverso en la contienda contra el presidente Gabriel Boric lo desencajó y convirtió en el mayor crítico del mandatario.

La falta de respaldo desde La Moneda no causa extrañeza. La ministra vocera de Gobierno, Camila Vallejo, quien también milita en el PC, sostiene que en el caso de Jadue “es la justicia y los tribunales los que terminan con la última palabra y eso es lo que nosotros respetamos”. La distancia es evidente.

Fuente: Panampost

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

585FansMe gusta
1,230SeguidoresSeguir
79SeguidoresSeguir

NOTICIAS POPULARES