domingo, junio 16, 2024
InicioOpiniónSi España fuera un país serio, Sánchez ya no estaría de presidente

Si España fuera un país serio, Sánchez ya no estaría de presidente

Erik Encinas Ortega,

Que en España ha aumentado la corrupción en la última década de manera muy evidente y preocupante, no es una opinión, es un hecho, y para quién dude de ello, España está al mismo nivel que países como Botsuana, Cabo Verde y San Vicente y las Granadinas, según la ONG Transparencia Internacional.

La alarmante situación ha llegado a tal punto, que el propio Pedro Sánchez se ha visto envuelto en diversos presuntos escándalos de corrupción que han saltado a la palestra internacional. Unos supuestos actos delictivos, de los que no cesan de aparecer nuevas graves informaciones.

Aún así, Sánchez se ha mantenido firme y no ha dimitido, algo que un país serio comportaría la dimisión del jefe del Ejecutivo por el simple hecho de estar bajo sospecha. Sin embargo, el sanchismo ha optando por el estilo chavista y castrista y lo de la dimisión sólo ha quedado en un sopesar plagado de propaganda con medios afines que acusan únicamente a la oposición y medios de comunicación críticos de ‘fake news’.

Precisamente, el Gobierno socialcomunista de Sánchez en esta lucha contra otros poderes, lo ha tildado como la “máquina del fango”, en todo un ataque a la prensa libre. Tampoco han dudado desde el Ejecutivo radical en intentar desacreditar al poder judicial a niveles nunca vistos, suponiendo una vulneración clara de la separación de poderes.

Dos de los diversos escándalos que afectan a Sánchez son de su entorno familiar directo, porque como es bien sabido, la primera dama española, Begoña Gómez, está imputada por tráfico de influencias y corrupción, y en la última semana, la Fiscalía europea ha pedido hacerse con la parte principal del caso ‘Begoña’ que investiga el juez Peinado. Y ahora a todo esto se ha añadido también su hermano en otro caso separado.

El hermano de Sánchez, David Sánchez Pérez-Castejón, ha sido puesto en estos momentos en el punto de mira, porque un juez de Badajoz ha abierto diligencias de investigación por presuntos delitos contra la Administración Pública, la Hacienda Pública, malversación, prevaricación y tráfico de influencias contra él. Algo que en Moncloa no ha sentido nada demasiado agradable que digamos, y no es para menos.

Parece por lo tanto incuestionable, que esta tercera legislatura del sanchismo esta siendo muy inestable, afectando de lleno a la popularidad de Sánchez que cae a mínimos. De hecho, el resultado de las elecciones europeas ha sido un ejemplo de ello, ya que lo ha mostrado, pese a que el CIS lo quisiera manipular y algunos medios le quieran dar cierta vuelta al mismo.

Pero aunque el sanchismo está agotado con situaciones como estas, busca mantenerse en el poder sin escrúpulos a cualquier precio, con unos socios muy peligrosos y temerarios que desafían constantemente a las leyes españolas y a los que también elimina sus delitos de corrupción y traición. En definitiva, todo un desatino increíble y que no pasará inadvertido ya en la historia de España.

Fuente: Panampost

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

585FansMe gusta
1,230SeguidoresSeguir
79SeguidoresSeguir

NOTICIAS POPULARES