domingo, junio 16, 2024
InicioPolíticaTrump se juega su inmunidad, Corte Suprema examina el caso sin jurisprudencia

Trump se juega su inmunidad, Corte Suprema examina el caso sin jurisprudencia

WASHINGTON — La Corte Suprema de Estados Unidos examinará el jueves si Donald Trump goza de inmunidad penal como expresidente, en un caso que amenaza con agitar las elecciones de noviembre.

La causa, que se presentará el jueves, surge de la petición de Trump de que se desestimen los cargos en su contra promovidos por los demócratas para sacarlo de la contienda electoral. Tribunales inferiores han determinado que él no puede demandar por medidas que, según los fiscales demócratas, buscaban supuestamente interferir con los resultados electorales «ilegalmente».

El expresidente republicano ha sido acusado ante un tribunal federal de Washington de supuesta conspiración para anular las elecciones de 2020, una de las cuatro causas penales que enfrenta. En la ciudad de Nueva York comenzó un juicio por supuestos pagos de dinero a una estrella porno para encubrir un presunto encuentro sexual.

La Corte Suprema avanza más rápidamente que lo habitual al abordar el caso, aunque no tanto como quería el fiscal especial Jack Smith, lo que plantea interrogantes sobre si habrá tiempo para celebrar un juicio antes de las elecciones de noviembre, si los magistrados están de acuerdo con los tribunales inferiores en que Trump puede ser procesado.

Aunque la mayoría de los expertos en derecho constitucional le pronostican una derrota judicial, es posible que ya haya obtenido una victoria política.

Sin jurisprudencia
Al aceptar a trámite el caso, el tribunal retrasó el comienzo de un juicio en el que los demócratas acusan a Trump de conspirar para supuestamente alterar los resultados de las elecciones de 2020 que ganó el demócrata Joe Biden.

No existe jurisprudencia sobre el asunto porque hasta Trump ningún antiguo inquilino de la Casa Blanca había sido acusado de un delito.

«Como todo el mundo sabe Richard Nixon infringió la ley penal», recuerda James Sample, profesor de derecho constitucional en la Universidad de Hofstra.

«Pero como dimitió y Gerald Ford le indultó nunca hemos tenido que abordar directamente la noción de un proceso penal contra un expresidente», añade.

El fiscal especial Jack Smith presentó el caso de supuesta conspiración electoral contra Trump, de 77 años, en agosto y ha presionado desde entonces para que el juicio comenzara en marzo en medio de la campaña electoral, una estrategia elaborada por el Departamento de Justicia cuyo titular fue nombrado por Biden.

Los abogados de Trump presentaron un aluvión de mociones para aplazar el caso contra el candidato presidencial republicano, incluida una en la que sostienen que las decisiones tomadas por Trump fue en el ejercicio del cargo y goza de «inmunidad absoluta».

Dos tribunales, cuyos jueces han sido nombrados por los demócratas, rechazaron de plano este argumento, pero la Corte Suprema, de mayoría conservadora, aceptó el caso a trámite.

En un fallo, un tribunal inferior estimó que la Constitución no avala este argumento. «No podemos aceptar que el cargo de la presidencia sitúe a sus antiguos ocupantes por encima de la ley para siempre», dijeron los jueces.

El Asunto de debate
Cuando los magistrados acordaron el 28 de febrero escuchar el caso, lo plantearon de esta manera: “Si, y en qué medida, un expresidente disfruta de inmunidad presidencial ante un proceso penal por conducta que presuntamente involucra medidas oficiales durante su tiempo de mandato”.

Esa es una pregunta que la Corte Suprema no había tenido que responder. Nunca un expresidente enfrentó cargos penales, por lo que el tribunal no ha tenido oportunidad de abordar la cuestión de si la función singular del presidente significa que goza de inmunidad judicial, incluso después de haber dejado el cargo.

Ambas partes señalan la ausencia de procesamientos previos para respaldar sus argumentos. Los abogados de Trump dijeron al tribunal que los presidentes perderían su independencia y serían incapaces de desempeñarse en su labor si supieran que sus acciones en funciones pueden dar lugar a cargos penales una vez finalizados sus mandatos. El equipo de Smith escribió que la falta de cargos penales previos “subraya la naturaleza sin precedentes” de lo que se acusa a Trump.

Fuente: Diario Las Américas

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

585FansMe gusta
1,230SeguidoresSeguir
79SeguidoresSeguir

NOTICIAS POPULARES