miércoles, abril 17, 2024
InicioInternacionalReforma electoral: otro revés para el gobierno de Biden

Reforma electoral: otro revés para el gobierno de Biden

Los senadores Joe Manchin (DW.Va.) y Kyrsten Sinema (D-Ariz.) votaron junto a los republicanos para oponerse a la reforma de las reglas en el Senado de Estados Unidos como parte de una reforma electoral que intentan los demócratas, el presidente Joe Biden y la extrema izquierda socialista.
Esta es otra derrota contundente para la administración Biden, que también ha visto frenado en el senado federal su proyecto de ley «Build Back Better» (Reconstruir Mejor) de 1,87 billones de dólares.

“Durante el último año, mis colegas demócratas se han presentado en el Senado, en programas por internet, han escrito en páginas de periódicos de todo el país y han argumentado que derogar el «obstruccionismo» o «filibusterismo» restaura la visión que los padres fundadores tenían para este organismo legislativo. Mis amigos, eso [simplemente no es cierto. No es cierto]”, dijo Manchin horas antes de la votación el miércoles a altas horas de la noche.
Por su parte, la senadora demócrata por Arizona, Sinema, reiteró su apoyo a una legislación electoral, pero también mantuvo su oposición a las «acciones separadas que profundizarían nuestras divisiones y correrían el riesgo de reversiones radicales repetidas en la política federal, consolidando la incertidumbre y erosionando aún más la confianza en nuestro gobierno».
“Esta noche… no debería ser el final de nuestros esfuerzos para hacer que el Senado funcione mejor. Los senadores de ambos partidos han ofrecido ideas, incluidas algunas que ganarían mi apoyo, para hacer que este organismo sea más productivo, más deliberativo y más receptivo a las necesidades de los estadounidenses”, agregó Sinema.
Los senadores votaron 52-48 para derrotar el cambio normas llamadas filibusterismo, lo que habría anulado el obstáculo de 60 votos para el proyecto de ley electoral. Para haber tenido éxito, los demócratas necesitaban la unidad total de sus 50 miembros, más el voto de la vicepresidenta Kamala Harris que sería el desempate.

Las divisiones dentro del Partido Demócrata

El Senado se encuentra dividido 50-50 y los demócratas intentan el cambio de regulaciones para aprobar leyes importantes con un simple voto de diferencia, algo que es visto por los conservadores como un ataque a la democracia y las normas legales establecidas durante décadas en el Senado para evitar el abuso de poder de un partido u otro.
Biden viajó a Georgia a principios de este mes para instar a los demócratas del Senado a aprobar la legislación sobre el sistema electoral y cambiar las reglas del Senado para ese objetivo, e hizo un discurso similar al caucus durante una reunión a puerta cerrada la semana pasada.
En un comunicado posterior a la votación, Biden dijo que estaba «profundamente decepcionado» con la votación en el Senado.
El líder republicano del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), mostró su rotunda oposición al intento de cambio de reglas en el Senado de Washington y acusó a los demócratas de intentar «romper el Senado».
“El Senado se salvará esta noche. Estados Unidos puede respirar aliviado. Este radicalismo se habrá detenido y es un buen día para Estados Unidos”, dijo McConnell.
Se espera que los demócratas se alejen del impulso de la llamada reforma electoral y las discusiones sobre el obstruccionismo mientras intentan revivir un nuevo proyecto de ley reducido «Build Back Better» (Reconstruir Mejor) y buscan ahora áreas potenciales de bipartidismo, incluidas las posibles sanciones a Rusia o la financiación del gobierno.
Fuente: Diario las Américas

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

585FansMe gusta
1,230SeguidoresSeguir
79SeguidoresSeguir

NOTICIAS POPULARES