jueves, mayo 23, 2024
InicioPolíticaResignados: Izquierda chilena predice su derrota en las municipales de octubre

Resignados: Izquierda chilena predice su derrota en las municipales de octubre

El clima para los comicios municipales del próximo de 27 de octubre está en contra de los intereses de la izquierda en Chile. “La elección sabemos, va a ser compleja para el progresismo, porque probablemente vamos a perder” reconoció Tatiana Urrutia, militante del partido Revolución Democrática que se perfila como organizadora de la campaña oficialista.

“Creo que estamos superdesgastados todos. Nadie podría desconocer que estamos en un momento complejo emocionalmente para la sociedad por sobre todo para la política, que importan las emociones”, dijo. Incluso, admite que en “acercar la política a las personas, no nos está yendo bien” divulga La Tercera.

¿Cómo lograr una campaña que diferencie las candidaturas y le haga sentido a la gente? “El desafío es siempre, pero hoy día es mucho más complejo” responde. El peso sobre ella es grande. Le corresponderá definir el tipo de emociones que dominarán el discurso político de los candidatos oficialistas para que el impacto sobre los dos factores que influye – la oferta política y el contexto mediático- no los arrolle por completo.

Sin condiciones a favor
Oler la derrota o predecirla a cinco meses de las municipales en Chile es inevitable para la izquierda cuando las condiciones que la favorecieron en los comicios de 2021 se esfumaron.

Si bien en la última competencia, que se realizó en dos días -el 15 y 16 de mayo de 2021- de las 52 comunas de la Región Metropolitana 61% de ellas, las ganó el ahora oficialismo, el 20,6% candidatos alineados con la derecha y 17,6% aspirantes independientes, repetir la hazaña es imposible frente la ola de violencia e inseguridad que persiste.

Ya el efecto del estallido social de 2019 que impulsó los números a favor acabó. De hecho, para el Frente Amplio (FA), -coalición del presidente, Gabriel Boric- repetir la victoria de la jornada de hace tres años donde logró quedarse con tres de los 10 municipios con mayor cantidad de habitantes: Maipú, Viña del Mar y Valparaíso es casi imposible.

Pocas esperanzas
En el caso de las últimas dos localidades la esperanza es mínima ante los cuestionamientos por el manejo ineficiente de los incendios forestales que dejaron en febrero 131 muertos, 14 000 casas devastadas y al menos 10000 hectáreas en cenizas. Sin un balance a favor de la peor catástrofe ambiental, esperar números verdes es ingenuo.

Además en la contienda pasada, 162 de los triunfos lo amasaron independientes, reduciendo la posibilidad de pescar alianzas para aumentar el músculo político y electoral.

El oficialismo cuenta con mantener las 46 alcaldías en manos la Democracia Cristiana (DC), las 22 mando del Partido Socialista, las 17 del Partido por la Democracia (PPD), las 11 del Partido Radical, las seis lideradas por los comunistas y otras seis a cargo de Revolución Democrática.

Volver a arrebatarle 21 de las 53 comunas a coalición Chile Vamos como sucedió en 2021 tampoco luce factible en este momento cuando la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, es la figura más popular para las presidenciales de 2025.

El miedo al voto obligatorio
La izquierda en Chile teme que el voto obligatorio incida sobre sus ya débiles cuentas en las municipales. La encargada de la campaña lo reconoce. “Este año por primera vez vamos a tener una elección local con voto obligatorio. No sé si a alguien no le asusta eso, porque van a ir personas que no han querido o no han creído en la política a votar obligadas. ¿Eso qué sensación despierta? Polémica, rabia con los políticos. Todos sabemos que eso es a lo que nos enfrentamos siempre, pero ahora amplificado”

En las filas del oficialismo tienen claro que ser alcalde consiguiendo menos del 30% de los votos del padrón electoral de la comuna por la que se competía es cosa del pasado después de la Cámara de Diputados restituir el voto obligatorio en Chile en 2022.

Con la participación en esos términos, la añoranza de ganar es un debate amargo. Al gobierno le toca considerar que en el plebiscito del 4 de septiembre 2022 votaron 12,8 millones, y en la elección de consejeros constitucionales del 7 de mayo pasado lo hicieron 10,1 millones de ciudadanos, cifras que superan 6,3 millones de votantes en las municipales de 2021. La incertidumbre es aguda. Nada garantiza que el comportamiento de los cuatro a seis millones de nuevos votantes que deben participar en estos comicios tienda claramente a respaldar a la izquierda.

Fuente: Panampost

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

585FansMe gusta
1,230SeguidoresSeguir
79SeguidoresSeguir

NOTICIAS POPULARES