jueves, mayo 23, 2024
InicioOpinión¿El dinero como obstáculo para llegar a La Casa Blanca?

¿El dinero como obstáculo para llegar a La Casa Blanca?

SONIA SCHOTT,

La presidencia de Estados Unidos es una de las posiciones más poderosas del planeta, pero no siempre significa poseer enormes cantidades de riqueza para ocuparla, según la web, Investopedia, especializada en contenido financiero, que en febrero de 2024 publicó un artículo sobre los presidentes estadounidenses más pobres.

“Y aunque muchos prosperaron en sus años previos y posteriores a la presidencia, algunos nunca lograron ingresos particularmente descomunales”, según los autores, Daniel Kurt, Michael Boyle y Suzanne Kvihaug.

Entre los mandatarios con menos recursos económicos están: James Garfield, Woodrow Wilson y Harry Truman, considerado el más pobre de todos debido al fracaso que experimentó después de la Primera Guerra Mundial, cuando abrió una tienda de ropa para caballeros, que lo dejó profundamente endeudado.

De los presidentes estadounidenses más ricos, según, Voice of America, en 2019, el primer lugar era para Donald Trump, con un patrimonio neto de $3.1 mil millones de dólares, seguido de John F. Kennedy con 1,1 mil millones y George Washington con 587 millones de dólares.

A mediados de marzo de 2024, Forbes estimó el patrimonio neto de Trump en 2.600 millones de dólares, ubicando al promotor inmobiliario en el puesto 1.290 de la lista de las personas más ricas del mundo.

En este contexto, quien diría que el expresidente 45 enfrentaría momentos difíciles por falta de liquidez para evitar que la fiscalía general de Nueva York se apodere de algunos de sus más preciados activos.

El plazo para encontrar 464 millones de dólares para depositar la fianza ante el tribunal estatal de Nueva York vencía el pasado lunes, mientras los abogados del candidato presidencial republicano apelaban la sentencia en el caso civil en el que Trump fue acusado de fraude empresarial por inflar su patrimonio neto.

Sin embargo, un tribunal de apelaciones de Nueva York acordó ese mismo lunes recortar la fianza de Trump en el caso de fraude en más de dos tercios, a 175 millones de dólares, mientras apela el veredicto. Esto le brinda al expresidente diez días de gracia para depositar la nueva suma y evitar la incautación forzosa de la icónica Trump Tower de Nueva York y su residencia en Mar-a- Lago, Florida, entre otras.

El proceso había iniciado cuando la fiscal general de Nueva York, Letitia James, introdujo a principios de marzo acciones legales en el condado de Westchester, en el estado de Nueva York, donde Trump tiene un complejo de golf y la residencia Seven Springs, presumiblemente la primera en ser embargada si no cumplía con los múltiples requisitos, incluyendo el multimillonario depósito.

Desde entonces, la suma de dinero había aumentado diariamente un nueve por ciento en intereses, lo que significaba reunir más de 500 millones de dólares hasta que diera comienzo su caso de apelación.

Dado que, la fortuna de Trump se sustenta en sus numerosas propiedades, encontrar el efectivo a tiempo para la fecha límite del 25 de marzo era un gran desafío.

Trump ya había garantizado una fianza sustancial mientras apela la sentencia del juicio federal en el que se concedió a la periodista E. Jean Carroll 78 millones de dólares por un caso de difamación. Sus abogados todavía están apelando.

Perder ambas apelaciones en los casos de fraude empresarial civil y difamación federal, significaría la quiebra para un empresario cuya reputación se ha construido sobre la base de su floreciente imperio inmobiliario.

Entre tanto, su plataforma Truth and Social Media, en la que tiene más del 98 por ciento de las acciones, obtuvo luz verde para fusionarse con Digital World Accquisition Corp para empezar a cotizarse en el mercado de valores Nasdaq. Esto podría recaudar 3.500 millones de dólares para Trump.

Aun así, el tiempo sigue siendo clave inyectando una presión adicional sobre el republicano, especialmente cuando se ha revelado que el presidente Joe Biden, su rival por la Casa Blanca, está atrayendo más donaciones que él. Biden tiene actualmente 155 millones de dólares en su fondo de campaña.

Hasta ahora, la riqueza personal de Trump, así como su capacidad para atraer donantes igualmente ricos había dado la impresión de que nunca se quedaría sin dinero en su carrera hacia la Casa Blanca.

¿Podrá todavía el republicano conjurar todos sus enredos legales y competir por la presidencia?

Tal vez, la Corte Suprema de Estados Unidos se pronuncie sobre el fondo de este asunto.

Fuente: Diario Las Américas

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

585FansMe gusta
1,230SeguidoresSeguir
79SeguidoresSeguir

NOTICIAS POPULARES